INDIANAPOLIS, Indiana, EE.UU.—Primero el Heat, y ahora los Knicks. Los Pacers de Indiana han demostrado que son capaces de derrotar a cualquiera en la Conferencia Este en estos días.

Paul George anotó siete de sus 25 puntos durante un tramo decisivo de 13-0 en el último cuarto, con lo que encabezó el jueves la victoria de los Pacers por 81-76 sobre Nueva York, que no contó con su máximo anotador, Carmelo Anthony. Indiana ganó 12 de sus últimos 15 juegos y barrió a los otros dos líderes de división de la Conferencia Este esta semana.

Evidentemente los Knicks (23-12) no fueron los mismos sin su alero estelar, quien fue suspendido por un partido luego de su enfrentamiento tras el partido del lunes con Kevin Garnett, de Boston. Los Knicks terminaron el juego con el total de puntos más bajo de la temporada, y lanzaron con una efectividad de apenas 34,8% en tiros de campo y 20% en triples.

Y los Pacers (22-14) aprovecharon la ausencia de Anthony con un inusual doblete, al derrotar a Miami, el campeón defensor, y a Nueva York, líder de la División Atlántica, en partidos consecutivos.

Ya era hora. Los Pacers despertaron grandes expectativas, pero tuvieron problemas al comienzo de temporada mientras intentaban ajustarse a la competencia sin su máximo anotador, Danny Granger, quien todavía no ha jugado en la campaña debido a una lesión en la rodilla izquierda.

Ahora están enrachados. Indiana ha ganado nueve partidos consecutivos como local, su racha más larga desde la temporada 2002-03, y su sofocante defensa limitó a los mermados Knicks a sólo tres puntos en los últimos seis minutos y medio del primer cuarto y a 11 tiros consecutivos fallados durante la primera parte del último periodo.

"Hicieron lo que tenían que hacer para asegurar la victoria", dijo el entrenador de los Knicks, Mike Woodson.

Nadie superó el esfuerzo del nuevo líder de Indiana.

George comenzó el partido fallando sus primeros cinco tiros al aro, pero terminó acertando 10 de 24 intentos de canasta. También sumó 11 rebotes, seis robos, cinco asistencias y un bloqueo en una noche en la que el base George Hill jugó con bronquitis y el pivote Roy Hibbert salió dos veces por problemas de espalda.

Pero George obtuvo una ayuda inesperada. Ian Mahinmi terminó con 13 puntos y seis rebotes, y Lance Stephenson agregó nueve puntos y siete tableros.

"El (George) está alcanzando su plenitud justo frente a nuestros ojos con una actuación especial tras otra", dijo el entrenador Frank Vogel. "Encabeza nuestra defensa, que se está convirtiendo en una bestia, y nuestros chicos están adoptando esa identidad".

Algo parecido les ocurre a los Trail Blazers. El advenedizo equipo de Portland no estuvo dispuesto a permitir que el Heat de Miami saliera del hoyo en que se encuentra.

Wesley Matthews embocó un triple que puso adelante a Portland cuando quedaban 26.9 segundos y los Trail Blazers resistieron para derrotar 92-90 al Heat, con lo que sumaron su cuarta victoria consecutiva y la novena al hilo en el Rose Garden.

Portland (20-15) tiene un registro formidable de 12-3 en los últimos 15 encuentros.

"Nuestra confianza está muy elevada", puntualizó Matthews. "Jugando intensamente, jugando bien, nos estamos divirtiendo. De modo que esta es una combinación estupenda".

El Heat, por su parte, ha perdido dos en fila y cinco de ocho, aunque los campeones defensores de la NBA tienen todavía foja de 23-11 y encabezan la Conferencia Este por medio juego sobre Nueva York.

LeBron James anotó 15 puntos que pusieron fin a su larga racha de 54 partidos con al menos 20 tantos desde la temporada anterior. Además, fue su menor producción en los últimos 76 encuentros tanto de campaña regular como de playoffs. Pero James consiguió también 10 rebotes y nueve asistencias contra Portland.

Miami estuvo al frente hasta por 13 puntos, incluyendo una ventaja de 52-39 en el medio tiempo, pero Nicolas Batum convirtió una bandeja y un tiro libre cuando quedaban 4:03 minutos para igualar el marcador en 82. Los Blazers no pudieron adelantarse y Bosh encestó un triple para poner el partido 87-84 con 1:53 por jugar.

Matthews embocó un triple para igualar el juego 88-88 cuando faltaba menos de un minuto, y luego de una volcada de Chris Bosh, Matthews encestó otro triple para por fin poner arriba a los Blazers por 91-90. LaMarcus Aldridge falló el primero de dos tiros libres cuando faltaban 10.4 segundos para sellar el marcador final.

En el otro partido del jueves, los Mavericks de Dallas salieron de cuatro derrotas consecutivas cuando libraron un déficit de 17 puntos para vencer 117-112 a los Kings de Sacramento en tiempo extra. O.J. Mayo consiguió 24 puntos junto con 10 rebotes y Vince Carter agregó 23 como suplente por los Mavericks.

———

La periodista de Associated Press Anne M. Peterson en Portland, Oregon, contribuyó en la información.