BOGOTA, Colombia—La sociedad América de Cali será liquidada, pero el equipo no desaparecerá, si a más tardar en cuatro meses no llega a un acuerdo para cancelar deudas por el equivalente a 10 millones de dólares, según decisión de la Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia.

La situación del popular equipo rojo, que jugará en la segunda división por segundo año consecutivo, fue ventilada el fin de semana en audiencia promovida por la Superintendencia y a la que acudieron 34 acreedores.

"Si América no cumple con el tiempo establecido y si la mitad más uno de los acreedores no está de acuerdo con lo propuesto, se iniciaría un proceso de liquidación de la sociedad", advirtió la superintendente delegada Angela María Echeverri.

El superintendente Luis Guillermo Vélez previamente había aclarado que si el América no ordena la contabilidad y paga los compromisos será liquidado, pero ello no provocaría su desaparición.

"No significa que se acabe el equipo porque la ficha y la marca pasará a otra sociedad para que siga adelante", subrayó en su momento el funcionario.

El asesor jurídico del conjunto, Edgar Navia, confía tener aprobado el programa de pagos mucho antes del plazo establecido por la ley colombiana.

"El proyecto (de pagos) lo tenemos estructurado y esperamos que sea aprobado por el 85% de los acreedores antes de terminar este mes", indicó Navia a los medios el viernes por la noche.

El proyecto comprende plazos a 10, 15 ó 20 años y los acreedores aún no se han pronunciado públicamente.

América, 13 veces campeón de Colombia, una menos que Millonarios, y en cuatro ocasiones finalista en la Copa Libertadores, figura en la Lista Clinton, nombre de una 'lista negra' de compañías y personas relacionadas con dinero proveniente del tráfico de drogas.

La época de resonantes victorias la vivió cuando lo manejaban los confesos narcotraficantes Miguel y Gilberto Rodríguez, hoy en cárceles de Estados Unidos.