LOS ANGELES—Dos equipos en direcciones opuestas. Por un lado los Clippers, copropietarios de la mejor marca de la NBA y en una buena racha en casa. Por el otro, el Magic, que acumulaba el peor bajonazo del club desde la temporada 2003-04.

Alguno tenía que ceder terreno, y en esta ocasión fueron los Clippers.

J.J. Redick le dio a Orlando su primera ventaja con un triple faltando 42 segundos por jugarse, Arron Afflalo empató su récord de la temporada con 30 puntos, y el Magic venció el sábado por 104-101 a los Clippers de Los Angeles para acabar con una racha de 10 derrotas al hilo.

"No fue un bajonazo de nosotros. No intenten restarle méritos a ellos", dijo Chris Paul de los Clippers. "Ellos convirtieron un lanzamiento complicado tras otro. J.J. Reddick tuvo una mano en su rostro la mitad del tiempo".

La derrota puso fin al récord de los Clippers de 13 partidos ganados en casa y les dio un susto cuando Paul cayó tomándose su rodilla derecha con 54 segundos por jugar.

"Fue realmente aterrador", dijo Paul. "Yo estaba mirando hacia arriba, tratando de bajar la pelota, y J.J. Redick y yo chocamos rodillas".

Paul regresó después de un tiempo fuera y embocó un lanzamiento de larga distancia para poner a su equipo a un punto cuando faltaban 33 segundos.

Sin embargo, los Clippers perdieron el balón en una falta ofensiva de Jamal Crawford.

Josh McRoberts encontró a Nikola Vucevic libre debajo del aro, y Vucevic la clavó para aumentar la ventaja de Orlando a 104-101 con ocho segundos en el reloj.

Después de un tiempo fuera, Crawford falló un triple mientras el tiempo expiraba.

"Nos contuvieron un poco, así que tratamos de sacar lo mejor de la situación", dijo.

"Esta fue una mala derrota", dijo Griffin. "Tenemos que volver a lo que nos ha dado triunfos y lo que nos trajo aquí. Eso fue nuestra intensidad defensiva y que cada uno aporte y tenga chispa en la cancha".

En Sacramento, Mario Chalmers, muchas veces eclipsado en un Heat de Miami repleto de estrellas, tuvo una actuación estelar contra los Kings.

Chalmers logró la mejor marca de su carrera con 10 triples y 34 puntos para guiar al Heat a una victoria por 128-99 sobre los Kings. Los triples de Chalmers igualaron el récord del club, en poder de Brian Shaw, y establecieron una nueva marca en el Sleep Train Arena de Sacramento, al embocar 10 de sus 13 intentos.

"Mario estuvo increíble", dijo LeBron James. "Estuvo embocando disparos durante todo el partido".

Y eso incluyó el último cuarto, cuando el Heat tenía una ventaja de más de 30 puntos y el único suspenso era si Chalmers superaría su récord personal de puntos y rompería el mayor registro de triples del Heat.

Chalmers regresó al juego a mitad del último cuarto y convirtió dos triples más para empatar el récord de Shaw. Pero no embocó otro lanzamiento y dejó el juego después de jugar poco menos de tres minutos en el cuarto.

"Le pedí (al entrenador del Heat Erik Spoelstra) que me volviera a meter. Yo sabía cuál era el récord", dijo Chalmers. "Quería conseguir uno más para superarlo".

Fue una recuperación bienvenida para el Heat después de perder dos partidos consecutivos y cinco de ocho desde el 26 de diciembre. Miami ganaba por 22 puntos al mediotiempo y superó 37-29 a los Kings en el tercer cuarto para encaminar la abrumadora victoria.

James encestó 20 puntos, dio siete asistencias, robó cinco balones y logró un par de bloqueos para el Heat, que consiguió su mejor total de puntos de la temporada. Miami no había superado los 100 puntos en sus últimos cuatro partidos.

Chris Bosh consiguió 16 puntos, Mike Miller 12 y Dwayne Wade 11 para Miami, que lanzó con efectividad de 56% y embocó 17 de 37 desde atrás de la línea de tres puntos. 

"Durante la mayor parte jugamos de acuerdo a nuestra identidad, agresivos en ambos extremos de la cancha", dijo Spoelstra. "Fue bueno tener un juego como este en cualquier lugar, en casa o de visitantes. Fue bueno ver a nuestro equipo hundir el acelerador y mantenerlo hundido".

Isaiah Thomas convirtió seis triples y anotó 34 puntos para los Kings, la mejor marca de su carrera. Sacramento perdió su cuarto juego consecutivo.

En Chicago, el argentino Luis Scola anotó 22 puntos para ayudar a los Suns de Phoenix a derrotar 97-81 a los Bulls de Chicago.

En otros partidos del sábado, los Mavericks aplastaron 104-83 a los Grizzlies de Memphis, mientras los Pacers de Indiana superaron 96-88 a los Bobcats de Charlotte y los Wizards de Washington vencieron 93-83 a los Hawks de Atlanta.

Los 76ers de Filadelfia cortaron una cadena de cinco derrotas consecutivas con un triunfo por 107-100 sobre los Rockets de Houston, y el Jazz de Utah remontó para vencer por 90-87 a los Pistons de Detroit.