MADRID—Cada vez hay más presión en el Real Madrid para renovarle el contrato a Cristiano Ronaldo, algo que el delantero portugués esquiva referirse desde que las negociaciones se rompieron el año pasado.

Los medios de la capital española transmiten a diario mensajes al presidente del Madrid Florentino Pérez para que renueve el contrato de Cristiano.

La importancia de Cristiano para el Madrid fue francamente obvia el sábado. El luso no pudo jugar por una suspensión y el equipo de José Mourinho apenas pudo empatar 0-0 con el colista Osasuna, casi sin generar ocasiones de goles.

Toda la pólvora del ataque del Madrid, con el francés Karim Benzema, el argentino Gonzalo Higuaín y el joven español Alvaro Morata —apoyados por Angel Di María, Luka Modric y Xabi Alonso, y con Mesut Oezil y Kaká en el banquillo— parecía incapaz de crear oportunidades de gol sin Cristiano en la cancha.

El mismo delantero portugués ha disparado la incertidumbre sobre su futuro, al jugar sus cartas discretamente.

"Quiero acabar mi contrato en el Real Madrid, eso lo tengo claro", dijo Ronaldo en una entrevista publicada el lunes por el portal de la FIFA. "Después, no sé qué va a pasar en el futuro".

Los periódicos deportivos Marca y As publican regularmente sondeos que muestran que más de 70% de los aficionados del Madrid piensan que Pérez debería renovar el contrato de Cristiano lo antes posible.

Sumando a la presión, el delantero ha sido el objeto de conjeturas por parte de los medios que apuntan al Manchester City y al Paris Saint-Germain como equipos dispuestos a convertirlo en el futbolista mejor pagado del mundo.

Buena parte de la especulación surge a causa del comentario de Cristiano en septiembre, un mes después de que las negociaciones de contrato no prosperaron, sobre que estaba "triste" por razones profesionales.

Algunos aficionados del Madrid temen que Pérez esté maniobrando para vender a Cristiano antes de que su contrato concluya en 2015, en lugar de aceptar las condiciones del agente Jorge Mendes.

Cristiano devenga 12 millones de euros (16 millones de dólares) netos por temporada, sin embargo, el costo total para el Madrid ha sido de 18 millones de euros dado que el equipo asume algunas de las obligaciones fiscales del jugador.

Se sabe que Mendes recomendó una extensión de contrato a Pérez. Hubo reportes que ambas partes consideraron aceptable un sueldo de 15 millones de euros —1 millón de euros menos de lo que gana el argentino del Barcelona Lionel Messi.

El gran problema para Pérez es que los cambios a las leyes fiscales elevan el costo total del Madrid a 30 millones de euros por año, una cifra que Pérez está reticente a aceptar.

Una posible solución podría ser la venta de Kaká, según reportó el lunes el diario financiero El Economista.

Desde su llegada al Madrid en 2009, el desempeño de Kaká ha caído a nivel que le han causado a Mourinho una preocupación seria. Año tras año, el brasileño ha sido una decepción para los aficionados.

En 2010, Kaká se vio agobiado por problemas físicos y al año siguiente su pobre rendimiento ante el Barcelona empeoró las cosas. En 2012, jugó un partido terrible contra el Bayern Munich en la semifinal de la Liga de Campeones, en donde incluso falló un penal. Las cosas empeoraron el sábado, cuando Kaká fue expulsado luego de dos amarillas, en poco más de 15 minutos, después de entrar como sustituto en el segundo tiempo.

El Economista dijo que el Madrid aceptaría una transferencia libre de coisto por el brasileño si el equipo no tiene que pagarle el mismo salario que a Cristiano. Y la salida de Kaká podría allanar el camino para la renovación del contrato de Cristiano.