LA HABANA—Cuba regresará a la Copa Davis en 2013 después de cuatro años sin participar en ese torneo de tenis y 20 años después de su incursión en el Grupo Mundial, su mejor actuación histórica.

"Hemos organizado confrontaciones internas en los últimos días de cada mes, y en la actualidad se aprecia un alza en el nivel de juego de todos", afirmó Juan Antonio Ramos, comisionado nacional de tenis, según reportó el sitio digital Jit.

Randy Blanco, número uno y monarca de la isla, encabeza la nómina cubana que completan William Dorante, Roberto Cruz, Omar Hernández y Ernesto Alfonso. El capitán es Alberto Fernández.

Ramos hizo hincapié en el nivel parejo de los jugadores y destacó las "muchísimas potencialidades" del juvenil Hernández.

Cuba se insertará en el Grupo III de América y jugará desde el 18 de junio en La Paz, Bolivia. En ese grupo también jugarán Bahamas, Bermuda, Bolivia, Costa Rica, Honduras, Jamaica, Panamá, Paraguay, Trinidad y Tobago e Islas Vírgenes de Estados Unidos.

En su última salida en el Grupo III de América en 2009, Cuba perdió 3-0 con El Salvador y 2-1 con Bolivia.

La mejor actuación del tenis cubano fue en 1993 cuando se clasificó al Grupo Mundial, beneficiada por la exclusión de su oponente Yugoslavia, expulsado de las eliminatorias del Grupo Mundial en 1992. Después perdió sus siguientes cuatro rondas del Grupo II y nunca volvió a ese nivel.

En un país donde el béisbol es el deporte rey, el tenis luce un poco como cenicienta y pagó un alto tributo a las deserciones. Algunos de sus mejores jugadores abandonaron la isla —Luis Javier Cuéllar y Alexander Peláez, de 20 y 19 años, se quedaron en México en el 2008, Ricardo Chile también desertó en el país azteca en 2006, y Mario Iván Tabares, uno de los integrantes del equipo que compitió en el Grupo Mundial, pidió asilo en Estados Unidos en 1995.