NUEVA YORK—Si insulta a Carmelo Anthony en el Madison Square Garden, pues quedaría grabado.

Días después de que la reacción exagerada de Anthony ante algunas malas palabras de Kevin Garnett le ocasionó una suspensión de la NBA, el presidente de la corporación Madison Square Garden, James Dolan, ordenó que se colocaran dispositivos que monitorean todo lo dicho a y por Anthony, según informó el diario Newark Star-Ledger.

La versión del diario asegura que Dolan tenía a dos técnicos de audio del canal MSG Network ubicados en esquinas opuestas de la cancha durante el partido del viernes en casa contra Chicago. Los técnicos, que portaban micrófonos con forma de parábola, recibieron órdenes de grabar las interacciones de Anthony y enviar la cinta directamente a Dolan.

Los Knicks no hicieron comentarios sobre el reporte. El equipo viajé el lunes para su cita del jueves en Londres contra los Pistons de Detroit.

Anthony y Garnett, alero de de Boston, intercambiaron palabras durante la victoria de los Celtics por 102-96 el 7 de enero. Anthony terminó acertando sólo seis de 26 tiros de campo, luego intentó confrontar a Garnett cerca de los vestuarios y del autobús del equipo después del juego, y recibió una suspensión de un juego por parte de la liga.

Anthony no quiso revelar qué le dijo Garnett, y únicamente comentó que fue algo que sentía que un hombre no debería decir a otro hombre.

Dolan al parecer quiere la capacidad de escuchar por sí mismo.