SANTIAGO, Chile—Tras una prolongada reunión el martes con el titular del fútbol chileno, el líder del sindicato de futbolistas anunció que se dejó sin efecto el paro anunciado para el fin de semana que habría impedido el inicio del torneo nacional.

El gremio había anunciado el paro por deudas de los clubes con los jugadores.

"Estamos muy satisfechos con lo alcanzado. Ayer junto a los representantes de los futbolistas acordamos no iniciar el campeonato hasta que no se pague el 2012. Aquí tenemos los cheques por lo que se adeudaba", informó el líder sindical Carlos Soto tras la reunión con el presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, Sergio Jadue.

Jadue a su vez señaló que "pudimos llegar a un acuerdo completo para que se mantenga el campeonato".

El sindicato exigía el pago de deudas de diez clubes, tres de ellos de la primera división, por un monto de 77 millones de pesos (unos 160.400 dólares) a 52 jugadores. Además, demandaba que se deje sin efecto la medida acordada por los dirigentes de reducir a 16 los jugadores inscritos para cada partido. Esa reducción en dos jugadores implica, según los dirigentes, un ahorro de unos 600.000 dólares anuales.

Jadue señaló que la reducción de jugadores citados para los partidos se revocará el viernes en una reunión de presidentes de clubes. Dijo que los equipos que votaron a favor de la medida ahora están dispuestos a no aplicarla.

Una mayoría de clubes pequeños votó por imponerla para reducir sus costos.

Soto señaló que muchos jugadores sufren un menoscabo en sus remuneraciones al no ser citados para los partidos.