BRASILIA—Obras de distribución de electricidad en 10 de las ciudades brasileñas que serán sede del Mundial de 2014 presentan atrasos, según un informe oficial, pero el gobierno descartó que ello pueda provocar una falta energía durante el máximo torneo de fútbol.

El informe de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel), órgano de regulación y planificación del sector energético, señaló que de las 12 ciudades que albergarán la Copa del Mundo el próximo año, únicamente Fortaleza y Recife, ambas en el noreste, están al día con las obras.

El documento fue elaborado en diciembre y dado a conocer el martes por el diario Folha de S. Paulo. La agencia confirmó la autenticidad de la publicación.

No obstante, el director general de la Aneel, Nelson Hubner, aseguró a periodistas que "no hay ninguna posibilidad" de que falte energía en las ciudades mundialistas, ni siquiera en Porto Alegre, donde según el informe 96% de las obras en manos de la empresa local de energía presentan atrasos.

"Muchas de las obras citadas son secundarias. Nosotros estamos documentando todo y movilizando a las empresas (locales de distribución de electricidad) para que recuperemos todo eso antes del Mundial", expresó Hubner.

El propio estudio detalla que "la mayoría de esos atrasos no ofrecen riesgo inminente de desabastecimiento de energía durante el Mundial de 2014", y que las empresas a cargo de esos proyectos podrán concluir las obras a tiempo si aceleran la implantación de redes y subestaciones de electricidad necesarias.

El informe de la Aneel fue conocido en momentos de preocupación en Brasil por el bajo nivel de los reservatorios hidroeléctricos del país, responsables por la generación de la mayor parte de la electricidad consumida por los brasileños.

Consultado sobre el documento, el ministro de Deporte, Aldo Rebelo, representante del gobierno en los preparativos para el Mundial, destacó que se trata de un "informe de situación de riesgo", como existen otros informes de riesgos de accidentes o emergencias de salud durante el torneo.

"El gobierno, la Aneel y las empresas de energía trabajan con ahínco para reducir ese riesgo y todos los otros riesgos que puedan presentarse en el Mundial", dijo el ministro a periodistas tras una ceremonia para lanzar el programa de voluntariado para la Copa de las Confederaciones de fútbol, a celebrarse en junio de este año.