OWINGS MILLS, Maryland, EE.UU.—El único motivo por el que Matt Birk decidió jugar una 15ta temporada en la NFL, a pesar de todos sus achaques, fue para llegar al Super Bowl.

El centro de 36 años sufrió lesiones en el cuello, codo y rodillas en sus tres temporadas anteriores con los Ravens de Baltimore, y antes de esta campaña fue operado para reparar venas varicosas en las piernas.

No obstante, Birk sabía que los Ravens tenían oportunidad de jugar por el título de la liga y quería ser parte de ello.

"En esta etapa de mi carrera, una derrota le arrebata mucho a uno", comentó Birk. "No hubiera regresado si no hubiera pensado que había una auténtica oportunidad de que pudiera ayudar al equipo".

Birk y el safety Ed Reed encabezan una lista de veteranos que jugarán en su primer Super Bowl cuando los Ravens enfrenten el 3 de febrero a los 49ers de San Francisco.

"Esa es la meta, ese es el sueño. Para eso es que juegas", comentó Birk cuando le preguntaron cómo se sentía al llegar finalmente al Super Bowl.

Reed jugó una década en la NFL antes de llegar al Super Bowl.

"Significa mucho para todos los muchachos tener una oportunidad de ser parte de eso" dijo el entrenador en jefe John Harbaugh. "Ser capaz de estar involucrado con eso como líder es una cosa enorme. Te hace sentir realmente bien, y ahora uno trata de sacarle el mayor provecho".

Birk pasó 11 años de frustraciones en Minnesota, alcanzaod la postemporada en cinco ocasiones y poder sin ganar un título de conferencia. Entonces, después de unirse a los Ravens como agente libre en 2009, fue parte de tres playoffs más que se quedaron cortos en la búsqueda del título del Super Bowl.

Quizá, Birk lo merece, después de todo por lo que atravesó en sus primeros 14 años. Pero Birk no irradia tal sentimiento.

"Nadie lo merece más que cualquier otro. No importa cuánto tiempo hayas jugado", dijo al respecto.

Reed, de 34 años, ha sido seleccionado nueve veces al Pro Bowl en 11 temporadas con Baltimore y ha sido reconocido desde hace mucho tiempo como uno de los mejores safeties de la liga Pero nunca había llegado al Super Bowl hasta ahora,, y para hacerlo aún más dulce, su primera aparición será en su estado natal de Luisiana.

"Ha pasado mucho tiempo para llegar, pero toma tiempo", dijo Reed. "Hemos tenido que trabajar mucho para estar en este punto".

Su compañero de equipo Jacoby Jones, quien se crió en Nueva Orleáns, estará debutando en el Super Bowl en su sexta temporada. Después de que los Ravens vencieron a Nueva Inglaterra por 28-13 en el juego de campeonato de la Conferencia Americana, Reed se preparó para viajar a territorio familiar en compañía de Jones.