LONDRES—Bradley Wiggins está seguro que Lance Armstrong se dopó cuando regresó al ciclismo en 2009 y terminó tercero en el Tour de Francia de ese año.

Armstrong confesó haberse dopado cuando ganó sus siete títulos del Tour entre 1999-2005, pero aseguró que compitió limpio cuando volvió al ciclismo profesional en 2009.

Wiggins, actual campeón del Tour, terminó cuarto detrás de Armstrong en 2009, y respalda sus sospechas con lo que observó mientras competía al lado del estadounidense en las etapas de montaña.

"Recuerdo estar mano a mano con él, observar al hombre que vi en la cima del Verbier en 2009 y al hombre que vi en la cima de Ventoux una semana después, cuando estábamos juntos en un control antidopaje", relató Wiggins, hablando en la sede de pretemporada de su equipo Sky en Mallorca.

"No era el mismo ciclista. Sólo tienen que observar los videos de cómo estaba pedaleando. Ya no creo nada de lo que diga".

El británico dijo que vio con su hijo de siete años la entrevista con Oprah Winfrey en la que Armstrong confesó su dopaje, luego de años de haberlo negado.

Wiggins indicó que atravesó por varias emociones, desde tristeza hasta enojo y luego satisfacción.

"Tuve que explicarle a mi hijo, porque (Armstrong) había ganado la misma carrera que había ganado su papá", comentó Wiggins. "Pero, al final de la hora y media (de la entrevista), tuve la mejor sensación del mundo".

"Cuando él empezó a llorar por su hijo de 13 años, quien le preguntaba por todo esto. Nunca he tenido que tener esa conversación con mi hijo. Su padre ganó el Tour limpio".