PYONGYANG, Corea del Norte—El extravagante ex jugador de la NBA Dennis Rodman estaba por llegar el martes a Corea del Norte, acompañado de un equipo de la compañía VICE de comunicación, pero también con sus tatuajes, perforaciones, reputación de chico malo y todo.

El múltiple ex campeón de los Bulls de Chicago, conocido como "The Worm" (El gusano), llegaría el martes más tarde a Pyongyang, convirtiéndose en un improbable embajador de la diplomacia deportiva en momentos de creciente tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte.

Rodman, tres miembros del equipo de baloncesto Harlem Globetrotters, un corresponsal de VICE y un equipo de producción de la compañía visitan Corea del Norte para grabar escenas para un nuevo programa de televisión que se transmitirá por la cadena HBO a principios de abril, dijo VICE a The Associated Press en una entrevista exclusiva antes de la salida del grupo desde Beijing.

Es la segunda visita de un personaje estadounidense este año a Corea del Norte, un país que sigue en estado de guerra con Estados Unidos. Ocurre también dos semanas después de que Corea del Norte realizó una prueba nuclear subterránea, en desafío de las sanciones de la ONU contra su actividad atómica en materia de misiles.

Antes de Rodman, el presidente ejecutivo de Google Eric Schmidt hizo en enero una visita sorpresa de cuatro días a Pyongyang, donde se reunió con funcionarios y visitó laboratorios de cómputo. Esa visita ocurrió semanas después de que Corea del Norte lanzó un satélite al espacio impulsado por un cohete de larga distancia que según Occidente es una máscara para sus pruebas con misiles de largo alcance.