SAO PAULO—Con Brasil a punto de cumplir con su primera participación en un Clásico Mundial de béisbol, el deporte que a duras penas es conocido en la tierra del fútbol ha empezado a recibir algo de atención.

De a poco, los brasileños empiezan a darse cuenta de que el béisbol se juega en su país y que incluso hay una selección nacional lo suficientemente talentosa para competir contra las potencias tradicionales.

En el Clásico, el manager de Brasil será Barry Larkin, el torpedero que el año pasado fue elevado al Salón de la Fama. Pero acudirá sin Yan Gomes, el primer brasileño en debutar en las mayores, luego que decidió quedarse con los Indios de Cleveland en procura de ganarse un puesto en el roster de esta temporada.

Tampoco estará Luiz Gohara, un pitcher zurdo de 16 años que se perfila como uno de los mejores prospectos de los Marineros de Seattle.

Brasil disputará su primer partido del Clásico el sábado contra el campeón Japón, que hará de local en la primera fase.

Aunque la cobertura mediática del béisbol sigue siendo ínfima con respecto al fútbol y otros deportes, algunos de los principales canales de televisión han transmitido reportajes sobre el equipo brasileño. Se han difundido guías sobre el reglamento e historia del béisbol. La prensa escrita y portales de Internet han reservado importante espacio para reseñas sobre la novena.

Es algo significativo al considerar que el béisbol es un deporte que es desconocido para la vasta mayoría de los brasileños. Es jugado principalmente por la comunidad japonesa en el país. Hay 20.000 jugadores de béisbol en Brasil y la confederación nacional fue fundada hace dos décadas, en 1990.

"La masa de fanáticos del béisbol en Brasil es aún muy limitada, pero puede crecer", dijo Larkin en una entrevista reciente con el portal Terra. "No es algo que se hace de la noche a la mañana. Yo sé que este es un país futbolero, pero Brasil también es fuerte en otros deportes, como el vóleibol, así que la esperanza es reclutar atletas que se dediquen a nuestro deporte en el futuro".

La mera presencia de Larkin ha sido clave para que el béisbol haya recibido más publicidad en Brasil.

Larkin fue contratado el año pasado, luego que la Confederación de Béisbol y Sóftbol de Brasil firmaron un acuerdo de colaboración con las Grandes Ligas. Asumió las riendas justo antes de la participación de un torneo clasificatorio en Panamá,, en el que lograron el pasaporte a la tercera edición del Clásico.

El ex jugador de los Rojos de Cincinnati había estado previamente en Brasil para dar clases a peloteros sudamericanos como parte de la iniciativa "Elite Camp" de las Grandes Ligas. Su vínculo con el país va más allá del deporte. Su hija, la cantante CymcoLe, lanzó el año pasado una canción que se usó en la banda sonora de una popular telenovela brasileña.

Pese al escaso roce internacional, Brasil se clasificó de manera invicta y con un inesperado triunfo 1-0 ante Panamá en la final. La carrera fue impulsada por Gomes, quien será echado de menos tras su decisión de quedarse en los entrenamientos de pretemporada.

El receptor, quien también puede jugar como antesalista y primera base, es el primer brasileño en actuar en un juego de Grandes Ligas. Debutó en mayo del año pasado con los Azulejos de Toronto.

Gomes, de 25 años, señaló que fue duro renunciar al Clásico tras haber conseguido la clasificación, pero confía que sus compañeros entienden las circunstancias.

"Hablé con varios compañeros del equipo y me apoyaron. Comprenden la situación", dijo Gomes en una entrevista con MLB.com.

El plantel brasileño incluye 11 jugadores bajo contrato con clubes de Grandes Ligas. Sobresalen prospectos cotizados como el lanzador

Andre Rienzo (Medias Blancas de Chicago), el jardinero Paulo Orlando (Reales de Kansas City), el infielder Lucas Rojo (Filis de Filadelfia) y el lanzador Thyago Vieira (Marineros).

Muchos de los demás juegan en equipos japoneses. Uno de ellos es Ernesto Noris, un lanzador cubano de 40 años.

"Brasil tiene un futuro promisorio con un equipo que es joven y muy fuerte", dijo Jorge Otsuka, presidente de la confederación nacional, a The Associated Press. "Nuestro objetivo es seguir promoviendo el deporte para que crezca en popularidad en el país".

Aparte de Japón, los brasileños se medirán contra Cuba y China por el Grupo A.

———

Tales Azzoni está en Twitter como http://twitter.com/tazzoni