NUEVA YORK—Cisco Systems Inc. no se conforma con ser el fabricante de equipo de redes informáticas más grande del mundo. También quiere ser el proveedor número uno de tecnologías de la información para las grandes empresas, con la ampliación de sus servicios y software.

Pero cuando Cisco dice la "compañía número uno en tecnologías de la información" no significa que será la que más venda. Este objetivo está lejos de su alcance porque IBM Corp. supera a Cisco dos a uno.

En su lugar, dice el director general de Cisco, John Chambers, la empresa quiere reforzar su presencia en la mente de sus clientes y ser la que marque el paso en la industria. Ser el número uno, agrega el ejecutivo, significa tener la mejor satisfacción del cliente y los mejores márgenes de ganancias por los productos.

La estrategia, dada a conocer el viernes en una presentación para analistas de Wall Street, sigue a algunos años malos, en los que Cisco ha tenido que echar por la borda objetivos todavía más ambiciosos, que incluyen tratar de establecerse como una marca de consumo y comprar un fabricante de videocámaras.

La nueva dirección se apoyará en una campaña mundial publicitaria con el eslogan "El mañana comienza aquí". La campaña arranca el lunes.

"El plan suena muy parecido a la historia de IBM", dice Raymond James, analista de la firma Simon Leopold. Después de que el fabricante de computadoras batalló en la década de 1980 con el surgimiento de los microprocesadores baratos y los rápidos cambios en la industria, IBM se transformó exitosamente en una empresa que combinaba los servicios de consultoría, software y hardware.

El nuevo manual de estrategia llega mientras Chambers, que con 63 años es uno de los directores generales de más experiencia en Silicon Valley, se acerca a la jubilación, lo que hará necesario nombrar a un sucesor.

Chambers dijo a los analistas que Cisco obtiene casi 6.000 millones de dólares anuales por los programas informáticos y planea duplicar eso en los siguientes cinco años. Esta no es una cifra que la compañía usualmente revele, porque la mayoría de su software está profundamente integrado en equipo como enrutadores e interruptores que transportan los datos por las redes.

Los analistas que acudieron a la presentación no estaban seguros de cómo incorporar la cifra con sus modelos y la empresa no dio muchos detalles sobre cómo espera lograr eso.