ROUND ROCK, Texas, EE.UU.—El mayor accionista independiente de Dell intensificó la presión en contra de una propuesta venta del fabricante de computadoras personales, por 24.400 millones de dólares, a un grupo de inversionistas que incluye a su director general.

En una carta del martes, Southeastern Asset Management demandó que Dell Inc. ofrezca la lista de los otros accionistas de la compañía. Conseguir esa información puede ayudar a que Southeastern busque apoyo de otros accionistas para bloquear el acuerdo.

Dell, con sede en Round Rock, Texas, dijo que revisará la petición de Southeastern.

La mesa directiva de Dell anunció el mes pasado que planea vender la compañía al fundador y director general Michael Dell y a otros inversores, liderados por la firma Silver Lake, a cambio de 13,65 dólares por acción. En caso de que se complete la venta, terminaría una historia de 25 años de Dell como empresa que cotiza en la bolsa, y Michael Dell estaría en condiciones de planificar la recuperación de la compañía sin tener que saciar el deseo de Wall Street, donde se exigen mayores ganancias cada trimestre.

Southeastern, que tiene su sede en Memphis, Tenesí, argumenta que Dell le está dando al director general una ganga que privará a quienes han sido accionistas durante años de la oportunidad de compartir el posible repunte del desempeño de la compañía. La firma de inversión, que tiene 8,4% de participación en Dell, dijo que la compañía vale algo más cercano a los 24 dólares por acción. Las acciones de Dell no se han cotizado a ese nivel desde que Michael Dell regresó para un segundo período como director general de la compañía hace más de seis años.

Michael Dell está aportando una participación de 14% en la empresa para ayudar a financiar la adquisición propuesta, que se realizará principalmente con deuda.

Dell Inc. dijo que sus accionistas son compensados de manera justa a 13,65 dólares por acción ya que también se les protege de posibles riesgos futuros que enfrente la compañía mientras intenta reducir su dependencia respecto del alicaído mercado de las computadoras personales y expandirse hacia sectores de tecnología más rentables, como el software de negocios, el análisis y almacenamiento de datos y la consultoría.

Los inversionistas apuestan que Michael Dell y el grupo que lo apoya lograrán incrementar su oferta o surgirá otro postor. Las acciones de Dell ganaron siete centavos el martes para cerrar en 14,07 dólares cada una.