WELLINGTON, Nueva Zelanda—El fundador de Megaupload, Kim Dotcom, reconoció haber llorado después de que una empresa europea borró todos los datos que almacenaba de su sitio para compartir archivos.

LeaseWeb, con sede en Holanda, anunció que había borrado todos los archivos de Megaupload guardados en 630 servidores.

La empresa informó en un comunicado que almacenó los datos más de un año bajo su costo sin recibir ninguna solicitud para tener acceso a ellos o para retenerlos antes de decidir que había llegado el momento de utilizar los servidores para otros propósitos.

Pero Dotcom dijo en una serie de mensajes en Twitter que sus abogados le pidieron varias veces a LeaseWeb mantener los datos mientras está pendiente un proceso judicial en Estados Unidos.

Dotcom dijo que millones de usuarios de archivos personales se habían perdido en la "masacre de datos más grande en la historia de internet".

Las autoridades estadounidenses cerraron Megaupload el año pasado y encausaron a Dotcom y otros ejecutivos. Los fiscales los acusaron de asociación delictuosa por facilitar fraude masivo con los derechos de autor. Dotcom asegura ser inocente y considera que no puede ser responsable de aquellos que decidieron utilizar Megaupload para bajar ilegalmente canciones o películas.

Lo que borró LeaseWeb afectaría principalmente a ex usuarios de Megaupload en Europa. Otros archivos de Megaupload siguen almacenados en servidores en Estados Unidos.

Los intentos de Estados Unidos para extraditar a Dotcom desde Nueva Zelanda se han retrasado a medida que avanza su complejo proceso legal. Su audiencia de extradición está programada para noviembre.

Dotcom lanzó este año un nuevo sitio llamado Mega. La eliminación de archivos no afecta a ese sitio.