El Departamento de Trabajo de Estados Unidos anunció este lunes que a partir de abril próximo implementará cambios en el sistema de visas H-2B que se otorgan a trabajadores temporales extranjeros que no de desempeñan en tareas agrícolas.

Los detalles de las enmiendas al sistema de visas H-2B se darán a conocer el próximo 21 de febrero, pero se anticipó que los cambios se refieren a la manera en que los empleadores deben gestionar las visas para sus empleados, así como nuevas reglas para proteger a esos trabajadores extranjeros y a los derechos de los trabajadores estadounidenses.

Uno de los principales cambios es la creación de un registro nacional electrónico de todos los pedidos de visas H-2B, de modo que trabajadores estadounidenses puedan ocupar esos puestos de trabajo que, sólo si no se ocupan, se destinarían a trabajadores extranjeros.

Otro cambio es el nuevo sistema de contratación de trabajadores estadounidenses, que ahora deben ser recontratados si esos trabajadores están disponibles. Los cambios comenzarán a regir a partir del 23 de abril del 2012.

Según la información provista por el Departamento de Trabajo, las nuevas reglas permitirán proteger mejor a los trabajadores extranjeros de prácticas abusivas, discriminación o venganza. Las reglas se modificaron debido a los numerosos reportes y denuncias por parte de trabajadores extranjeros que afirman que fueron sometidos a prácticas laborales abusivas por parte de sus empleadores.

"Durante mucho tiempo hemos visto que a empleadores abusivos que traen trabajadores extranjeros y luego, por medio de engaños, los fuerzan a vivir en condiciones inhumanas", dijo Marielena Hincapié, directora ejecutiva del National Immigration Law Center (Centro Nacional de Leyes Inmigratorias).

"Estas reglas remueven los perversos incentivos que permitían el abuso de trabajadores inmigrantes extranjeros y, al hacerlo, benefician a todos los trabajadores, extranjeros o nacionales", agregó.