MONTGOMERY, Alabama - Los funcionarios de algunos condados de Alabama están utilizando la nueva ley de inmigración del estado para negarle cupones de alimentos a los hijos de inmigrantes sin papeles, denunció la fiscal general del Southern Poverty Law Center.

En una carta enviada a los funcionarios estatales, Mary Bauer dijo que a algunos menores de edad se les han negado los beneficios de cupones para alimentos en los condados de Jefferson y Marshall, porque no contaban con documentación de que sus padres tienen la residencia legal.

Bauer dijo que estos hijos eran ciudadanos de Estados Unidos y por lo tanto tenían derecho a recibir la ayuda.

La fiscal dijo que la confusión sobre lo que se requiere por la nueva ley, aprobada por la legislatura estatal el año pasado, "literalmente le está quitando ahora la comida de las bocas de los niños que son ciudadanos estadounidenses".

La carta exige que el departamento de Recursos Humanos le aclare a los funcionarios de condados que no deben negarse a entregar esos cupones a los menores que son ciudadanos estadounidenses.

Barry Spear, vocero del departamento de Recursos Humanos, dijo que esa dependencia no tenía registro alguno de que las autoridades le estén negando cupones a ciudadanos con residencia legal, incluso si sus padres ingresaron al país ilegalmente.