Unas cien personas marcharon el viernes por la tarde desde el edificio municipal de Aurora hasta la cárcel local para protestar la cooperación entre la policía de esa ciudad y agentes federales de inmigración y para denunciar "nuevas tácticas" usadas para detectar la presencia de presuntos indocumentados.

Durante la concentración frente a la municipalidad de Aurora, Julie Gonzales, dirigente y portavoz de la Coalición de Colorado por los Derechos de los Inmigrantes (CIRC, en inglés), explicó que "un número indeterminado" de agentes del Servicio de Inmigración y Adunas (ICE) llegó a Aurora el pasado 29 de febrero.

Los agentes de ICE participarán hasta el próximo 6 de marzo de un operativo en el que se interrogará a los presos en la cárcel local y se revisarán citaciones emitidas por jueces municipales.

Gonzales calificó a esa situación como "invasión" y como "presencia desestabilizadora".

"Compilar información inmigratoria sobre la base de contravenciones municipales es una nueva clase de procedimiento para hacer cumplir las leyes inmigratorias del que nunca habíamos escuchado", declaró Gonzales.

Carl Rusnok, director de comunicaciones de la Región Central de ICE, indicó en declaraciones escritas que ICE efectivamente está realizando un operativo en la cárcel de Aurora como parte del "programa de inmigrantes criminales".

Durante este operativo, agentes de ICE "interrogarán al 100 por ciento de los reclusos que fueron arrestados por cargos criminales en Aurora para identificar a los extranjeros deportables".

Si se identifica a una persona en esa situación, esa persona, en vez de quedar en libertad, pasará a la custodia de ICE.

Gonzáles reconoció que ICE "tiene del derecho de revisar las citaciones municipales que desee o de interrogar a reclusos", pero, dijo "no habíamos visto antes que se derecho se ejerciese en el marco de una cárcel municipal".

Según Rusnok, se trata de "una operación de rutina que se lleva a cabo todos los días".

El incremento en el número de agentes, dijo, permitirá revisar la situación inmigratoria de todos los presos en la cárcel municipal de Aurora antes del 6 de marzo. Además, la revisión se realizará "las 24 horas del día".

Rusnok dijo que operativos similares se están llevando a cabo o se realizarán en otras cárceles de Colorado y de Wyoming y que incluyen la revisión de las citaciones emitidas por la corte municipal.

"La revisión de esa citaciones se enfocará en detectar a extranjeros que sean fugitivos, o que hayan sido previamente deportados, o que hayan sido convictos de crímenes" incluidos en la lista de ICE como causas prioritarias de deportación, dijo Rusnok.

Según la Sgto. Cassidee Carlson, oficial de información pública del Departamento de Policía de Aurora, esta es "la primera vez" que ICE realiza este tipo de operativos en la cárcel de Aurora. Puntualizó que el Departamento de Policía de Aurora no está a cargo de la cárcel de Aurora y por lo tanto no tiene conocimiento detallado de la operaciones de ICE.

"No sabemos si se realizó o realiza en otros lugares. No tenemos ese conocimiento. Pero puedo decir que nunca ante se hizo en Aurora", declaró Carlson.

"Nuestra principal preocupación es la percepción de que la policía de Aurora está trabajando con ICE. Nos hemos esforzado para crear relaciones de calidad con la comunidad hispana, para abrir una línea de comunicación. Desafortunadamente, circunstancias como esta no nos ayuda", agregó.

Carlson enfatizó que el Departamento de Policía de Aurora "no tiene autoridad sobre inmigración".

"No nos interesa la situación inmigratoria de las personas. Nuestro propósito principal, nuestra meta es la de proveer un servicio de calidad a los residentes de nuestra ciudad. El estatus inmigratorio nos resulta irrelevante. No estamos haciendo nada diferente en el Departamento de Policía de Aurora", aseveró.

A pesar de ello, Gonzáles aconsejó que quienes circulen por ahora lo hagan respetando todas las leyes de tránsito, que quienes reciban citaciones judiciales no se presente en la corte sin antes consultar con un abogado, y que los inmigrantes se informen de sus derechos.

"Este operativo siembra terror, socava las relaciones entre la policía y la comunidad, y obliga a las víctimas a vivir en la sombra. Por eso debe ser detenido inmediatamente", declaró Gonzales.