ATLANTA - El Senado de Georgia aprobó el lunes una iniciativa de ley que busca excluir a estudiantes sin permiso de estancia en Estados Unidos de las colegiaturas especiales para residentes del estado en colegios, universidades y escuelas técnicas.

El proyecto de ley 458, aprobado con 34 votos a favor y 19 en contra en la cámara alta, también ajustaría otras leyes del estado que tienen que ver con la inmigración ilegal.

Durante casi dos horas de debate, los legisladores se enfocaron mayormente en el acceso de inmigrantes indocumentados a la educación superior antes de votar sobre la medida.

La iniciativa pasará ahora a la cámara baja, donde una comisión realizó una audiencia en enero sobre un proyecto de ley que prohibiría a inmigrantes sin permiso de estancia en Estados Unidos tener acceso a instituciones de educación superior del estado, pero sus miembros no han votado sobre el mismo.

El patrocinador de la iniciativa, el senador republicano Barry Loudermilk, dijo que ha generado mucha controversia, pero afirmó que simplemente busca corregir algunas consecuencias imprevistas y clarificar el empeño legislativo de leyes aprobadas con anterioridad.

"Esta iniciativa de ley no es sobre educación", subrayó Loudermilk, agregando que es sobre beneficios financiados por los contribuyentes que van a parar a gente que está ilegalmente en el país. Apuntó que los inmigrantes indocumentados aún tendrán la oportunidad de asistir a instituciones privadas en el estado.

Los demócratas, que son minoría, emitieron el lunes un comunicado en el que calificaron al proyecto de ley de innecesario, fundamentalmente injusto y económicamente miope.

"Incrementar el número de graduados universitarios que ganen salarios más altos genera más ventas, más posesiones y más ingreso fiscal", escribió el senador Vincent Fort en el texto. "Negar a estos estudiantes acceso a la educación superior costará dinero a Georgia a largo plazo", agregó.