NUEVA YORK - Las posiciones del candidato Mitt Romney sobre inmigración, seguros médicos federales y la juez Sonia Sotomayor le pasarán factura en las primarias republicanas del domingo en Puerto Rico.

Los congresistas hispanos Nydia Velázquez y Darren Soto dijeron el viernes en una conferencia telefónica que los puertorriqueños tendrán la oportunidad de responder consecuentemente.

"Espero que la gente de Puerto Rico y los puertorriqueños en Florida entiendan lo que este hombre está haciendo... es indignante", dijo Velázquez, quien también es puertorriqueña.

Los puertorriqueños pueden sufragar en las primarias republicanas y demócratas, pero por el estatus de Puerto Rico de ser un estado libre asociado no pueden votar en las elecciones estadounidenses.

Republican presidential candidate, former Pennsylvania Sen. Rick Santorum, right, waves at supporters following a campaign rally in Old San Juan, Puerto
Republican presidential candidate, former Pennsylvania Sen. Rick Santorum, right, waves at supporters following a campaign rally in Old San Juan, Puerto Rico, Thursday March 15, 2012. (Ricardo Arduengo/AP)

Para Velázquez, las posiciones de Romney respecto a los seguros médicos federales Medicare y Medicaid representan una amenaza para el bienestar de los puertorriqueños. El político apoya planes que acabarían recortando el presupuesto de la Seguridad Social y de Medicare, un programa federal que ayuda a mayores de 65 años a obtener cuidado médico, dijo Velázquez.

Romney, uno de los aspirantes republicanos a la Casa Blanca, espera obtener el mayor número posible de los 20 delegados boricuas. La esposa del político, Ann Romney, se encuentra en Puerto Rico, haciendo campaña a favor de su marido junto al gobernador de la isla, Luis Fortuño. El propio Romney planea viajar a Bayamón el sábado.


Advertisement

Romney atacó recientemente en un anuncio de radio a su principal contrincante, Rick Santorum, por haber votado a favor de Sotomayor en 1998, cuando la magistrada se convirtió en jueza de la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito. Sotomayor, quien es puertorriqueña y popular en la isla, es hoy en día miembro del Tribunal Supremo.

El aspirante juega la carta de la economía y la creación de empleo para obtener el voto hispano.

Alberto Martínez, asesor de Romney, dijo a Associated Press el viernes que el presidente Barack Obama y congresistas como Velázquez han pasado tres años dando por sentado el apoyo de los hispanos y generando políticas que han aumentado su desempleo. La tasa de desempleo entre los hispanos subió el mes pasado al 10,7%, dijo Martínez.

"Quizás deberían pasar menos tiempo jugando a ser expertos en política y dedicarse a solucionar el desastre que han creado en Washington", señaló el portavoz.

Martínez también destacó que los demócratas no hicieron nada para impulsar una reforma migratoria integral durante los dos años que controlaron el Congreso y la Casa Blanca.

Los congresistas hispanos demócratas dijeron que el gobierno de Obama se ha dedicado a preservar los programas de salud en la isla.

Según Velázquez, en 2010 más de 46.000 puertorriqueños que se benefician de Medicare obtuvieron reembolsos de 250 dólares para ayudarles a pagar por sus medicamentos. El gobierno también ha otorgado casi 447.000 dólares para financiar la Oficina del Procurador del Paciente en Puerto Rico.

Soto destacó que la oposición de Romney a la Ley de Atención Médica Asequible ("Affordable Care Act") "afectaría seriamente a las familias trabajadoras de la isla". La ley casi triplicaría los fondos de Medicaid para gente de bajos recursos en Puerto Rico, señaló el congresista.

"Romney está equivocado en cada tema de importancia para los hispanos", indicó.