Mientras que muchas personas se sorprenden al descubrir que dos de cada tres inmigrantes indocumentados pagan impuestos sobre la nómina, de acuerdo con la Administración del Seguro Social, no debería ser sorpresa para nadie que todos y cada uno de ellos también pagan impuesto sobre las ventas.

Después de todo, todas las persona en este país están obligadas a pagar impuesto sobre las ventas cada vez que compran bienes de consumo, independientemente de su estatus migratorio. Tal y como un trabajador indocumentado lo explicó, no es como que los cajeros están entrenados para preguntarle a la gente si están aquí legalmente o no y así decidir si deben cobrarle el impuesto obligatorio.

"Ninguna persona puede sobrevivir sin tener que comprar cosas en Estados Unidos, porque no tenemos una economía que permita a las personas ser autosuficientes", dijo Lisa Durán, directora ejecutiva de Rights for All People. "Y todos sabemos que los inmigrantes indocumentados compran al igual que todos los demás."

En el 2010, el Instituto de Fiscalidad y Política Económica (ITEP por sus siglas en inglés) estimó que Colorado recibió cerca de 115 millones de dólares en impuestos estatales y locales pagados por los hogares encabezados por inmigrantes indocumentados. Y el estado fue el número 12 en la lista, la cual fue coronada por California, Texas y Florida.

Y éstas no son las únicas contribuciones realizadas por inmigrantes indocumentados. Ellos también pagan impuestos sobre la propiedad - utilizados históricamente como fuente importante de financiación para la educación pública en Colorado - incluso cuando alquilan. De acuerdo con cifras de ITEP, los hogares encabezados por inmigrantes indocumentados pagaron casi 22 millones de dólares en impuestos sobre la propiedad en el 2010, ya sea directamente como dueños de una casa o indirectamente como inquilinos.

Aunque parece que hay un montón de información que apoya la idea de que los inmigrantes pagan impuestos no sólo sobre la nómina, sino además sobre las ventas y la propiedad, también parece que los que se pasan repitiendo la retórica anti-inmigrante han hecho bien su trabajo, porque este tema sigue siendo fuente de muchos acalorados debates.

"El megáfono de las personas que están diciendo que los inmigrantes indocumentados pagan impuestos es, por desgracia, mucho más pequeño que el megáfono de las personas que repiten las mismas mentiras", dijo Durán. "Los inmigrantes - tanto documentados como indocumentados - son una parte maravillosa, importante y vital de nuestra sociedad, pero no suficiente gente entre nosotros está pregonando el hecho de que estamos mucho mejor como nación por la presencia de los inmigrantes en nuestras comunidades."