Hace un siglo y medio, los méxico-americanos residentes en Estados Unidos comenzaron entusiásticamente a celebrar la victoria del ejército mexicano sobre los invasores franceses en la famosa Batalla de Puebla. A 150 años de aquella gesta, el gobierno del estado mexicano de Puebla invita a que los méxico-americanos, ahora como turistas, se sumen a las celebraciones.

"Puebla es uno de los tesoros históricos, culturales y culinarios de México. Es el lugar donde primero se descubrió el maíz. Es un lugar lleno de maravillas naturales y diversidad cultural, incluyendo industria y entretenimiento", dijo a Viva Colorado Eric Rojo, representante en Washington D.C. del Comité de Planificación del Sesquicentenario del Cinco de Mayo.

People take part in a recreation of the Battle of Puebla during "Cinco de Mayo" celebrations in Mexico City, Wednesday, May 5, 2010.
People take part in a recreation of the Battle of Puebla during "Cinco de Mayo" celebrations in Mexico City, Wednesday, May 5, 2010. (Eduardo Verdugo/AP)

"Aún más importante, es el lugar que conecta la historia de Estados Unidos con la historia de México", agregó Rojo, en referencia al hecho que la victoria en Puebla el 5 de mayo de 1862 no solamente significó la retirada de los franceses del territorio mexicano sino que impidió la intervención francesa en la Guerra Civil estadounidense, permitiendo la victoria de la Unión, bajo el mando del Presidente Abraham Lincoln.

En la batalla, 4.500 soldados mexicanos, al mando del General Ignacio Zaragoza, derrotaron a 6.000 veteranos soldados franceses que intentaban tomar los fuertes de Guadalupe y de Loreto.

"La Batalla de Puebla ganó dos guerras, una en México y la otra en Estados Unidos", explicó Rojo.


Advertisement

Por ese hecho, y porque la celebración tiene mayor transcendencia en Estados Unidos que en el mismo México, el gobierno de Puebla inició esta semana una campaña para atraer a turistas estadounidenses en general, y a méxico-americanos en particular, para que lleguen a Puebla con motivo del aniversario de la batalla, o para que visiten esa ciudad y zonas aledañas en cualquier otro momento.

Según Rojo, "una semana en Puebla no sería suficiente para visitar los miles de lugares turísticos", entre los que se destaca la Gran Pirámide de Cholula, el mayor monumento construido por los hombres en el mundo, así como numerosas iglesias, conventos, bibliotecas, museos, universidades y centros artísticos.

Pero más allá del turismo, el principal atractivo de la presencia de méxico-americanos en Puebla será "resaltar y explorar" las ramificaciones políticas que la Batalla de Puebla tuvo para ambos países, incluyendo la amistad entre el Presidente Benito Juárez y Lincoln.

"Los presidentes Lincoln y Juárez mantuvieron una estrecha relación personal, incluso desde antes de que Lincoln asumiese la presidencia. Esa relación fue la clave para estas eventuales victorias. Visitar Puebla es revivir eventos que ayudaron a cambiar la historia de nuestros dos países", dijo Rojo.

Rojo analizó la relación entre Lincoln y Juárez en una publicación de su autoría, titulada "De Puebla a Gettysburg", en la que analiza como la victoria en una batalla llevó a la victoria en la otra.

"Debemos celebrar ese gran tesoro histórico que no todos conocen", opinó.

Rojo reconoció que las advertencias del Departamento de Estado de Estados Unidos y las noticias en los medios de comunicación provocarán que potenciales turistas estadounidenses se abstengan de viajar a México, debido a la imagen de criminalidad e inseguridad.

Pero, dijo, "Puebla es un lugar seguro. Es una ciudad amistosa".

Según el Comité de Planificación del Sesquicentenario del Cinco de Mayo, las celebraciones de este año incluirán un desfile militar, una recreación de la batalla, y una celebración comunitaria con platillos típicos, música y fiesta.

La celebración se extenderá del 30 de abril al 30 de mayo, con la presencia de artistas invitados todos los días.

El 3 y el 4 de mayo comenzarán a llegar a Puebla estudiantes de distintas ciudades del Estado de Puebla. El 5 de mayo, a las 11 de la mañana, miles de estudiantes y de representantes de las fuerzas cívicas comenzarán un desfile en la esquina de Boulevard Valsequillo y Boulevard 5 de Mayo.

Ese día no habrá actividades en Puebla y numerosas calles permanecerán cerradas, por lo que las personas llegan en muchos casos el día anterior a la zona del desfile y acampan durante la noche al aire libre, esperando el evento.

Además de los estudiantes, el desfile contará con la presencia de representantes de la 25va. Zona Militar , Escuela Naval, Escuela de Cadetes, Cruz Roja, Asociación de Charros , habitantes de la región de Zacapoaxtla , policía estatal , policía municipal , Seguridad Vial y bomberos, así como el vuelo sobre la zona de aviones de la Fuerza Aérea Mexicana.

Sin embargo, como lo reconocen los organizadores de la celebración, en Estados Unidos se celebra el Cinco de Mayo con mayor entusiasmo que en México, con excepción de Puebla, donde, por la fiesta, la ciudad queda paralizada.

Según datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, en este país viven casi 32 millones de mexicanos y descendientes de mexicanos. De ellos, 12 millones son inmigrantes. El 75 por ciento de esos mexicanos habla español en sus casas, pero una cifra similar también habla inglés, sea "bien" o "muy bien".

En total, la población méxico-americana aporta 154 mil millones de dólares al año a la economía estadounidense, según la misma fuente.

"Todo eso demuestra que hoy existe una cercanía entre México y Estados Unidos, tal como la hubo entre Juárez y Lincoln. Tenemos profundas raíces como buenos amigos", declaró Rojo.

Para más información sobre las celebraciones de los 150 años de la Batalla de Puebla, visite www.5demayopuebla.mx.