Los portavelas Diaz estan hechos de vidrio reciclado.
Los portavelas Diaz estan hechos de vidrio reciclado. (Crate and Barrel)

Los reóstatos no funcionan con las velas.

Disminuir la intensidad de las luces crea un mejor ambiente cuando usted trata de controlar la brillantez de las luces de interior en la noche.

Pero la luz de las velas incorpora otra dimensión. Es algo romántico y dramático. Incluso mágico. Agrega un sentimiento nostálgico al espacio. Las velas crean un ambiente entre sensual y espiritual.

El resplandor de las velas añade calidez, algo muy bien recibido durante la época de fiestas, junto con los pasteles y los pinos. Las velas son un adorno necesario en la mesa de las fiestas.

En años recientes han crecido los tipos de velas disponibles: cintas, pilares, votivas, y esculturas que semejan calabazas, hombrecitos de nieve, Santa Claus, y cascanueces. Vienen sin color o coloreadas, con tiras o puntos, o incluso adornadas con hojas de otoño o con cristal.

Los portavelas Díaz están hechos de vidrio reciclado, $14.95 y $19.95. (Crate and Barrel)

Apropiadamente, los portavelas también están disponibles ahora en distintos formatos que reflejan los distintos diseños y estilos, desde lo ultra-esbelto a lo exageradamente barroco.

En distintas épocas, los portavelas se hicieron con distintos materiales: metal, vidrio, cristal, porcelana, cerámica, resina, madera y materiales mezclados. Los portavelas se usan para velas de hasta 4 pies (1,2 metros) de alto, mientras que los candelabros tienen múltiples "brazos" que soportan velas bastante gruesas. Los precios van desde menos de un dólar hasta $9.000 por un candelabro de cristal de Baccarat.

Los diseños son cada vez más creativos. Entre los nuevos diseños figuran esculturas que celebran las formas. Josie Natori, por ejemplo, diseñó un dragón de bronce recubierto en níquel y con exquisitos detalles (disponible en Neiman Marcus).

Una interpretación orgánica del tradicional menorah fue hermosamente tallada de un trozo de madera de mango. Esta pieza, de Pottery Barn, llama la atención o por sus esculturas de hojas y pimpollos. Las velas del centro pueden ubicarse a distintas alturas.

Un árbol de hierro en forma de copa mide 31 pulgadas (aprox. 77 cm) sirve con un impresionante centro de mesa o como el punto de atención de un bar. Las velas votivas se colocan en sus ramas de hierro negro.