Ya sabíamos lo que iba a suceder: el final de las lamparillas incandescentes.

El Acta de Independencia y Seguridad en Energía entró en vigor la semana pasada, lo que significa que algunas de las lamparillas (focos) tradicionales desparecerán de los mercados y las ferreterías. Algunas, pero no todas.

De hecho, algunas de las variedades más populares de lamparillas incandescentes, las de 60 vatios y de 40 vatios, se seguirán vendiendo por dos años más antes de que sean afectadas por la ley federal que las quitará del mercado con la meta de "impulsar a Estados Unidos hacia una mayor seguridad e independencia energética".

¿Qué pasa con las luces que parpadean?

"Las bombillas especiales, como las que parpadean, no serán impactadas en absoluto", dijo Brad Paulsen, director nacional de ventas de lamparillas de Home Depot.

Según Paulsen, es importante que los consumidores entiendan las nuevas opciones, que se pueden agrupar en tres categorías: luces incandescentes de alta eficiencia, luces fluorescentes compactas y diodos de emisión de luz.

"Por primera vez en mucho tiempo los consumidores deberán realmente pensar antes de comprar una lamparita", dijo Paulsen.

A las luces incandescentes de alta eficiencia, también se les llama luces halógenas. Son un 28 por ciento más eficientes que sus predecesores, según Paulsen.


Advertisement

Son relativamente económicas y se las puede conseguir a $5 el paquete. Se parecen a las luces tradicionales (pero menos eficientes). A algunos consumidores les gustan.

Luces fluorescentes compactas (CFL)

 Tienen 75 por ciento más eficiencia que las lamparillas tradicionales y pueden durar de ocho a diez años, dijo Paulsen. Un problema es que cuestan bastante más que las bombillas incandescentes, pero el precio sigue bajando.

La venta de CLF puede limitarse por una cuestión estética, ya a que a algunas personas no les gusta la forma enroscada.

Otra queja común es que tardan mucho en encenderse. Pero los expertos dicen que la situación mejora con cada nuevo modelo.

Y otra preocupación es la presencia de mercurio, ya que se usa mercurio para construirlas. Según Paulsen, la cantidad de mercurio es menor a la que había en los termómetros tradicionales.

Pero se debe tener cuidado al reciclar estas lamparillas. Algunas tiendas ofrecen servicios de reciclado.

Diodos de emisión de luz (LED)

Las lamparillas LED son un 85 por ciento más eficientes y duran décadas. El costo inicial es más alto. Por ejemplo, el LED "Energy Smart" de G.E. cuesta $35. Pero el gasto es pequeño cuando se piensa que esta lámpara puede durar más que la casa en la que se la usa.

Los LEDs vienen en varios tamaños y formas y se los usa principalmente para luz direccional.

"Si se piensa en una lámpara de mesa, uno tiene que se creativo con respecto al diseño de un producto con lamparillas LED", dijo Paulsen. "Pero los LEDs han sido muy bien aceptados. Es la lamparilla nueva de mayor venta".