Un productor de melones de Colorado, conectado con la contaminación con listeria que ocurrió el año pasado, deberá pagar una multa por no proveer vivienda adecuada a sus trabajadores migrantes.

Eric Jensen, dueño y operador de la granja Jensen Farms en Holly, tendrá que pagar $4.250 de multa porque la vivienda que les dio a los trabajadores migrantes no satisface los requisitos de seguridad y salud del Acta de Protección de Trabajadores Agrícolas Migrantes y Temporales (MSAP, por sus siglas en ingles), anunció el Departamento de Trabajo de EE.UU.

Según esa agencia federal, Jensen les rentaba habitaciones a los trabajadores en un edificio en Holly llamado Gateway Motel. Los investigadores del Departamento de Trabajo dijeron que se trataba de habitaciones demasiado pequeñas para el número de ocupantes, sin camas, con ventanas permanentemente cerradas, sin lavandería, sin detectores de humo y en condiciones insalubres.

Los trabajadores pagaban $25 por semana para usar ese lugar, dijeron las fuentes oficiales.

"Generar ganancias a costa de trabajadores vulnerables es no solamente inhumano, sino ilegal", dijo Chad Frasier, director de distrito en Denver de la oficina de salarios del Departamento de Trabajo.


Advertisement

"Nuestra agencia tiene el compromiso de hacer que se cumplan las leyes salariales que protegen a los trabajadores del país, especialmente aquellos que ganan poco y son más vulnerables", dijo.

Jensen le dijo que él no sabía que eran trabajadores migrantes cuando les alquiló las habitaciones por un mes y que, por lo tanto, la multa es injustificada.