ICE agents arrest a man in California.
ICE agents arrest a man in California. (AP)

La controversia sobre oficiales de policía en la zona del Roaring Fork Valley, en el oeste de Colorado, que trabajan simultáneamente en las escuelas y con las autoridades federales de inmigración recibirá próximamente atención a nivel estatal, sea ahora durante la primavera o a principios del verano.

El representante estatal Roger Wilson, demócrata de Glenwood Springs, dijo que invitará a estudiantes, padres, administradores escolares y representantes de la fuerzas del orden a venir al Capitolio en Denver para hablar de las experiencias y puntos de vista de los policías que se desempeñan como "oficiales de recursos" en las escuelas y a la vez ayudan a hacer cumplir las leyes inmigratorias. Wilson desea analizar si esa situación podría infringir códigos éticos o incluso si viola derechos constitucionales.

"Quiero ver si hay soluciones y si es apropiado o no tener una nueva ley", dijo. "Definitivamente llegó el momento de hablar más del tema".

Wilson dijo que espera tener la reunión en mayo, antes de que termine la actual sesión de la legislatura. Si no es posible, la reunión se haría en junio.

El problema fue revelado el año pasado por el grupo estudiantil Asociación de Jóvenes Unidos en Acción (AJUA), que expresó su preocupación por el hecho que los oficiales de recursos también desempeñaban funciones inmigratorias, como el caso de un agente del Departamento de Policía de Carbondale, Alvaro Agon, que trabajaba como "enlace" con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE). Agon habría participado en por lo menos un operativo de arresto del padre de uno de los estudiantes.

La American Civil Liberties Union (ACLU, Unión Americana de Libertades Civiles) envió en octubre pasado una carta al Distrito Escolar Roaring Fork pidiendo que la mesa directiva de ese distrito adoptase normas prohibiendo a los oficiales de recursos cooperar con ICE o cumplir con funciones inmigratorias.

Pero, en vez de hacerlo, la mesa directiva dio a conocer un memorando en el que se les pide a los departamentos de policía de Glenwood Springs, Carbondale y Basalt que usen "extraordinaria discreción" cuando los oficiales de recursos sea asignados a otros deberes "cuando el estatus inmigratorio de la familia de un estudiante puede ser un elemento a tener en cuenta, dado que esas tareas pueden disminuir la confianza para con esos oficiales de recursos que han trabajado con esfuerzo para ganarse la confianza del estudiante y de su familia".

Rebecca Wallace, abogada de ACLU, afirmó que este tema tiene implicaciones nacionales.Wallace dijo que la Oficina de Libertades Civiles del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos accedió a abrir una investigación sobre el tema.

Carl Rusnok, portavoz de ICE, dijo que se trata de un tema local que no involucra a su agencia.

"Este tema se resuelve exclusivamente en cada distrito escolar", dijo Rusnok. "Estos (oficiales de recursos escolares) no son empleados de ICE".

Wilson dijo que el tema central es la confianza y que por ese se debe construir "un muro de separación" entre los agentes de inmigración y los policías en las escuelas.

"Se trata de un principio general y es el de la confianza que se debe tener en los policías en las escuelas. Hay que confiar en ellos", dijo Wilson.

Wilson expresó que lo más temprano que se podría presentar un proyecto de ley al respecto es en el 2013.