El Congresista Mike Coffman, republicano de Colorado, presentó recientemente un proyecto de ley para permitir que ciertas personas que no son residentes permanentes, incluyendo ciertos indocumentados beneficiados por la acción diferida, puedan enrolarse en las fuerzas armadas estadounidenses para de esa manera llegar a ser ciudadanos de Estados Unidos.

La llamada Acta de Oportunidad de Enrolamiento Militar del 2013 permitiría, de ser aprobada, que residentes legales (pero no permanentes) en Estados Unidos con por lo menos dos años de residencia continua en el país sean aceptados en por las fuerzas armadas, si cumplen otros requisitos.

El acta también propone que los beneficiados por el programa de acción diferida (DACA, en inglés) también puedan acceder a las fuerzas armadas. En uno y otro caso, el servicio militar les permitiría a quienes se enrolen obtener la ciudadanía estadounidense.

Al presentar el proyecto de ley, Coffman recordó que tanto él como su padre fueron militares y que "no hay más alta demostración de ciudadanía estadounidense que servir en las fuerzas armadas del país".

Coffman dijo que Estados Unidos necesita más soldados, especialmente en el área de alta tecnología, indicando que su propuesta permitiría que jóvenes sin estatus legal, pero criados y educados en este país, ahora tengan una oportunidad para servir a Estados Unidos.

Además, dijo, al obtener la ciudadanía estadounidense, esos jóvenes ya no serán excluidos de ciertas carreras, tareas o promociones que requieren ser estadounidense.