WASHINGTON (AP) - Un grupo bipartidista de senadores está cerca de presentar a sus colegas y el electorado una iniciativa de reforma migratoria que elaboraron durante varios meses.
El llamado Grupo de los Ocho (senadores) afina los detalles finales y tiene previsto dar a conocer el martes su propuesta.
Incluso antes de que la medida se haga pública, sus autores han defendido un programa que abra la opción de la ciudadanía a los 11 millones de personas que llegaron sin permiso o que excedieron su permanencia en Estados Unidos.
"No hemos concedido nada a nadie", dijo el senador Marco Rubio, republicano de Florida, que forma parte del grupo de legisladores que trabaja en la iniciativa de reforma.
"Lo único que estamos haciendo es dar a las personas la oportunidad de que con el tiempo puedan acceder a nuestro nuevo sistema legal de inmigración, mejorado y modernizado", agregó el legislador, de ascendencia cubana.
Rubio ha procedido lentamente en su apoyo total a las medidas para reforzar la seguridad fronteriza al tiempo que se propone un trámite largo para que los inmigrantes logren la ciudadanía.
Sin embargo, ha impulsado la iniciativa en sus exposiciones ante siete presentadores de programas dominicales, lo cual deja pocas dudas de que procurará ganarse a los escépticos.
"En lo que estamos trabajando es un punto de partida. No es una propuesta de todo o nada. Es el punto de partida de la reforma", afirmó Rubio.
Sin embargo, la iniciativa ya tiene sus críticos incluso antes de que sea presentada públicamente.
"No estoy convencido", dijo el senador republicano Jeff Sessions. "Sé que Rubio está de corazón en lo correcto. En verdad respeto el trabajo realizado por el grupo de ocho senadores. Pero han elaborado una propuesta... que concederá una amnistía ahora, que en la práctica legaliza a todos los que están aquí hoy y después contiene el compromiso de que se hará cumplir la ley en el futuro", apuntó.