RALEIGH, North Carolina - Dos de los tres jóvenes hispanos que se presentaron como indocumentados al interrumpir una sesión sobre inmigración de la legislatura de North Carolina evitaron ser deportados y podrán permanecer en Estados Unidos.

Un portavoz del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) informó el jueves que ese organismo federal no perseguirá a los dos jóvenes debido a que sus casos no encajan con las prioridades para deportar a personas con antecedentes penales, además de que no aplican para quienes fueron traídos a Estados Unidos cuando eran niños.

El vocero de ICE Vincent Picard dijo que la tercera persona tiene antecedentes penales y su caso será revisado. Picard se abstuvo de identificarla.

La Policía de la legislatura de North Carolina en Raleigh acusó a Uriel Alberto, de 24 años, a Estephania Mijangos López, de 20 y Cynthia Martínez, de 21, del delito menor de alteración del orden público por perturbar la reunión sobre la inmigración que sostenía el miércoles un grupo legislativo. Alberto radica en la localidad de Winston-Salem, Mijangos López en Sanford y Martínez en Broadway.



Advertisement