WASHINGTON (AP) - Un prominente legislador republicano advirtió el viernes que si el presidente Barack Obama no desarrolla una agenda comercial que convierta a Brasil en el primer socio comercial para Estados Unidos, podría representar una oportunidad que empresas y trabajadores estadounidenses pierdan para siempre.

El senador Richard Lugar, principal republicano en el comité de relaciones exteriores, dijo al pronunciar un discurso en la cámara de comercio que el presidente Barack Obama "debe comprometer el prestigio de su cargo en alcanzar estos objetivos".

"Si el gobierno no avanza una política visionaria de crecimiento comercial con Brasil, las oportunidades a largo plazo para trabajadores y empresas estadounidenses asociadas con esta transformación podrían perderse para siempre", dijo.

Lugar mencionó durante un evento organizado por el consejo empresarial Estados Unidos-Brasil, que la celebración del Mundial de fútbol en 2014 y las olimpiadas en 2016 ofrecen una oportunidad nueva para relanzar la relación comercial, porque ambos eventos generarán un crecimiento en los sectores de construcción, servicios y seguridad.

Lugar subrayó la importancia de lograr un acuerdo fiscal bilateral con Brasil, al que calificó como "la mayor economía" con la que Estados Unidos no tiene tal instrumento.

"Brasil es la llave a América Latina. Sin disminuir a otros países y temas en América Latina, Estados Unidos debe prestar más atención a nuestra proyección económica y diplomática hacia Brasil", señaló. "Nuestra relación con Brasil debería ser igual de cercanas que las existentes con aliados como Canadá, Gran Bretaña y Australia".