MEXICO - Un fuerte sismo sacudió el miércoles el oeste de México y provocó que los edificios se mecieran en la Ciudad de México. Algunas personas evacuaron sus oficinas en la capital, pero el alcalde informó que no había reportes de daños. Tampoco se han reportado víctimas al momento.

El Servicio de Estudios Geológicos de Estados Unidos dijo que el temblor tuvo una magnitud preliminar de 7,0 y su epicentro se ubicó en una zona montañosa escasamente poblada en el estado de Michoacán, a unos 336 kilómetros al noroeste de la ciudad de Acapulco. Tuvo una profundidad de 65,6 kilómetros.

Hasta el momento no se han reportado daños en la costa ni en las principales ciudades de Michoacán, y se está empezando una revisión en los municipios, dijo Manuel Ortiz Rosete, director de Protección Civil estatal.

El jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrad, dijo en su cuenta de Twitter que no había novedades en el funcionamiento del metro, los hospitales ni el aeropuerto de la ciudad, y que los servicios estaban funcionando normalmente.

"La ciudad sin daños mayores, todos los servicios funcionando sin novedad", dijo.

Varios helicópteros sobrevolaban el distrito federal en este momento.

Es el tercer sismo, de fuerte intensidad, que sacude México desde finales de 2011.