Related Stories

CARSON, California - Landon Donovan anotó el domingo a los 72 minutos tras pases de Robbie Keane y David Beckham, y las tres superestrellas del Galaxy de Los Angeles ganaron su primera Copa de la MLS juntos con una victoria por 1-0 sobre el Dynamo de Houston.

Beckham ganó su primer campeonato de la MLS en el último juego de su innovador contrato de cinco años con el Galaxy, que coronó el tercer título de liga para la franquicia después de terminar con los mejores números de la temporada regular.

Beckham tuvo un sólido desempeño durante la final, con un cabezazo a Keane, el delantero irlandés que se sumó a Los Angeles a mitad de temporada. Keane avanzó y después sirvió un pase a Donovan, quién marcó su 20mo gol de postemporada, un récord en la MLS, y fue escogido como el Jugador Más Valioso de la Copa de la MLS, como se conoce la final de la liga.

Beckham levantó a Donovan del césped con un abrazo tras el pitazo final.

Fue la séptima actuación del Galaxy en el partido definitivo del campeonato, un récord en la MLS.

Los Angeles tenían la nómina más cara y de más alto perfil en la historia de la MLS, pero sacaron todo el provecho de sus tres costosos jugadores, especialmente en los playoffs. La asistencia de Beckham fue su cuarta en una postemporada estelar, mientras que Donovan anotó en cada uno de los tres encuentros de playoffs finales del Galaxy, y Keane fue una gran fuerza ofensiva a pesar de volar al otro lado del Atlántico en su tiempo libre para jugar con la selección irlandesa.

Una multitud de 30.281 personas en el estadio Home Depot Center - donde el Galaxy no perdió ningún juego en toda la temporada - vitoreó a Los Angeles para que superara al Dynamo, que no había perdido en nueve encuentros disputados desde el 10 de septiembre.

Houston tuvo dificultades para atacar en la Copa de la MLS después de haber perdido a Brad Davis, goleador de la MLS y finalista en el Jugador Más Valioso, por una lesión en su cuadríceps en la final de la Conferencia Este.

Beckham coronó con estilo la mejor temporada de su período de cinco años con el Galaxy, al terminar segundo en la tabla de asistencias de la MLS con 15 pases y pasar toda la temporada en Los Angeles. La superestrella inglesa no ha decidido donde jugará el próximo año, pero el Galaxy tiene la esperanza de que alargue su estadía en California por al menos otra temporada.