Más de cien personas se reunieron este martes frente al centro de detención de indocumentados en Aurora para orar a favor de una reforma inmigratoria y para "mostrar el compromiso de la comunidad de fe a favor la compasión y el diálogo sobre inmigrantes e inmigración".

La vigilia fue patrocinada por la Iglesia Unitaria Universalista de Boulder, bajo el liderazgo del Reverendo HowellLind.

En su oración, Lind pidió que haya "una reforma migratoria justa, equitativa y comprehensiva, que provea un camino a legalización por todos los individuos indocumentados en este nación."

Jenny Fitt-Peaster, presidente electa de la Iglesia Unitaria Universalista de Boulder, contó la historia de sus abuelos, quienes huyeron de Alemania a Panamá para escapar de los nazis y que después fueron trasladados por la fuerza a Estados Unidos.

Fitt-Peaster afirmó que la reforma inmigratoria solamente sucederá cuando se reconozca que "cada persona tiene un valor inherente" y cuando "se respete la dignidad humana".

Durante la vigilia también se escuchó el testimonio de Jeannette Vizquerra, miembro de Derechos para Todos, quien denunció la manera en que fue tratada cuando fue detenida por carecer de los documentos necesarios.

Otros inmigrantes, así como niños e invitados especiales, también participaron de los cánticos y de los rezos.



Advertisement