MEXICO- Las remesas que los mexicanos envían desde el extranjero se desplomaron 20,2% en septiembre pasado respecto al mismo mes del 2011, la peor caída observada desde octubre de 2009, informó el jueves el banco central.

Los envíos en septiembre ascendieron a 1.663 millones de dólares cuando en el mismo mes del año anterior sumaron 1.887 millones de dólares, según datos del Banco de México publicados en su sitio de internet.

Las remesas sumaron así tres meses continuos de comportamientos negativos, aunque el de septiembre ha sido el peor, en lo que para algunos es un reflejo de las debilidades que aun muestran algunos sectores en la economía de Estados Unidos, donde radica la mayoría de los mexicanos residentes en el extranjero.

La anterior peor reducción se registró en octubre de 2009, cuando cayeron 35,7%.

Las remesas están directamente asociadas a la dinámica económica de los Estados Unidos, donde algunos indicadores comienzan a tener alguna mejoría, pero aún de manera débil, dijo Héctor Rodríguez, experto de la Escuela de Graduados en Administración Pública y Política Pública (EGAP) en la ciudad mexicana norteña de Monterrey.

"Y los sectores donde se ocupan los mexicanos fundamentalmente han sido muy volátiles: la construcción, los restaurantes, la agricultura", agregó Rodríguez a The Associated Press.

Por ejemplo, consideró que la situación de sequía que afecta a Estados Unidos impacta a los mexicanos que trabajan en las cosechas, además de que la construcción sigue sin repuntar.


Advertisement

El gobierno de Estados Unidos ha reportado que varios de sus estados enfrentan en 2012 una de las peores sequías en las últimas décadas.

Rodríguez añadió que los daños causados en la infraestructura por el huracán Sandy en parte del este de Estados Unidos podría también impactar en el corto plazo los ingresos de los migrantes, aunque dijo que conforme avancen los programas de reconstrucción los mexicanos podrían verse beneficiados y eso se vería reflejado en las remesas en los siguientes meses.

El especialista refirió que las estimaciones señalan que en Estados Unidos un 25% de los mexicanos labora en el sector servicios, un 22% en la construcción, un 15% en la manufactura, un 6% en la ganadería y el resto en otras áreas.

Añadió que la confianza del consumidor, un indicador que muestra el comportamiento de gasto de la gente, tampoco había mostrado una importante recuperación hasta septiembre.

Eso, dijo, "significa que la gente se vuelve más conservadora en sus gastos... y (por ejemplo) no salen a comer mucho, los servicios se aprietan".

Autoridades estadounidenses informaron el jueves que el gasto en construcción en Estados Unidos creció un 0,6% comparado con agosto cuando cayo 0,1%, con lo que se espera que contribuya a ayudar a la debilitada economía de ese país.

Los últimos datos sobre la confianza del consumidor, también divulgados el jueves, señalaron una recuperación.

México es el principal receptor de remesas en Latinoamérica.