La Coalición de Colorado por los Derechos de los Inmigrantes (CIRC, en inglés) se adhirió este miércoles al llamado del Movimiento por una Reforma Inmigratoria Justa (FIRM) para pedirle al Presidente Barack Obama que se apruebe tan pronto como sea posible esa reforma.

El pedido se basa en el respaldo que los latinos le dieron en masa al Presidente Obama en las elecciones del martes pasado, tanto en Colorado como en otros estados hasta ese momento indecisos.

Según Julien Ross, director ejecutivo de CIRC, los resultados de las elecciones "envían un claro mensaje de la fortaleza del voto inmigrante y del voto hispano".

En el caso específico de Colorado, y en varios otros estados, los latinos votaron por los demócratas de una manera casi sin precedentes y sólo comparable al respaldo que los hispanos le dieron al Presidente John Kennedy hace medio siglo.

En Colorado, numerosas organizaciones comunitarias trabajaron durante varios meses para contactar a más de 100.000 votantes hispanos e inmigrantes naturalizados. Esos contactos se tradujeron, según CIRC< en una amplia movilización de los votantes latinos en condados claves, como Jefferson, Adams y Arapahoe, y en ciudades claves, como Aurora y Pueblo.

"Tras esa tremenda movilización y participación (de los latinos) en las elecciones generales, CIRC se une a nuestros socios nacionales para pedirle al Presidente Obama, al Congreso, y a los demócratas y los republicanos que aprueben inmediatamente una reforma inmigratoria digna y comprehensiva", dice el comunicado de CIRC.