LAS VEGAS (AP) - En una ceremonia repleta de lágrimas y emoción Luz Casal, Leo Dan, Rita Moreno, Milton Nascimento, Daniela Romo y Poncho Sánchez recibieron el miércoles el Premio a la Excelencia de la Academia Latina de la Grabación, una distinción otorgada cada año a figuras emblemáticas que han dejado una huella en la música.

El brasileño Toquinhio también fue honrado con el galardón, aunque por razones de salud que no fueron detalladas no pudo acudir a recibir su premio.

Tampoco estuvieron presentes el fallecido músico puertorriqueño Yomo Toro y el guitarrista español Juan Carmona "Habichuela", honrados con el Premio del Consejo Directivo por las contribuciones que han hecho a la música latina a lo largo de sus carreras.

"El día de hoy nos damos el lujo de celebrar a la crema y nata de la música latina", expresó el presidente de la Academia, Gabriel Abaroa Jr., al inicio de la gala matutina de cerca de dos horas que fue conducida por el dominicano Johnny Ventura.

"La idea del evento de hoy es decirle a todos y cada uno de los homenajeados gracias ... Son personas que se han ganado el cariño y la admiración del público por el trabajo que han hecho", manifestó Abaroa en la gala realizada en el Hotel Four Seasons de esta ciudad, que se viste de fiesta y acento latino para recibir la premiación de los Latin Grammy.


Advertisement

Abaroa advirtió que iba a ser una ceremonia emotiva y no se equivocó. A lo largo de gran parte de las presentaciones, corrieron lágrimas por las mejillas de los premiados y del público -varios cientos de personas invitadas de la Academia- especialmente cuando recibió su premio Romo, durante el homenaje a Toquinhio y cuando la hija y la esposa de Yomo subieron al escenario a tomar en sus manos el gramófono dorado del músico puertorriqueño.

Romo, que en el 2012 logró sobreponerse a un cáncer, contuvo su llanto con una respiración profunda y agradeció al público y a la Academia su galardón.

Quiero "agradecer más que nada a la vida", expresó la cantante y actriz mexicana tras recibir su premio, visiblemente emocionada.

"Ha sido un año de una gran experiencia, una vida llena de gozo", aseguró, y de inmediato agradeció a Casal por haber sido su inspiración "en una ruta que transitamos juntas". Le dijo también a Moreno que "un día" quiere ser su foto, refiriéndose a lo bien que se veía la actriz y cantante puertorriqueña de 80 años.

En el final de la ceremonia, Denis y Minnie Toro, hija y viuda de Yomo Toro respectivamente, subieron al escenario con un pañuelo en mano para secar las lágrimas de sus rostros y aceptaron el premio del mastro del cuatro puertorriqueño, quien falleció en junio a los 78 años poco después de enterarse que sería honrado con el galardón.

"Quiero agradecerle a la Academia haberle hecho saber a mi padre que recibiría el premio cuando aún estaba con vida", declaró entre llantos la hija de Yomo, antes de levantar junto a su madre el gramófono hacia el techo y agradecer en voz baja, con su mirada hacia arriba.

Minutos antes, un video proyectado en dos pantallas gigantes a ambos lados del escenario mostró imágenes de Yomo intercaladas con fotos que recorrían su carrera musical, desde cuando a los cinco años se trepó a una caja para alcanzar la guitarra de su padre. Una voz en off que parecía representar la de los miembros del Consejo Directivo, decía: "También lloramos. Su música se queda con nosotros para siempre".

Antes de que comenzara la ceremonia, Ventura, quien es miembro del Consejo que escoge a los ganadores a través de una votación, dijo a la AP que Yomo es "el puertorriqueño que más promovió su patria con un instrumento; es una de las banderas de Puerto Rico". Y recordó que había recibido con mucha alegría la noticia de que sería homenajeado.

Después del segmento dedicado a Yomo el merenguero dominicano, que era el maestro de ceremonia, no pudo regresar al escenario debido a su emoción y Abaroa improvisó y tomó el micrófono para cerrar la gala.

Otro de los momentos emotivos fue cuando se vieron imágenes de la trayectoria musical de Toquinhio, considerado un pionero de la música popular brasileña; cuando Nascimento reveló que lloró al ver a Moreno recibir su galardón y de saber que la cantante puertorriqueña lo conocía; y cuando el argentino Dan dedicó su premio al ex presidente de la disquera PolyGram, John Lannert, quien lo recibió en su despacho por primera vez a los 16 años y dijo que ese chico "es un golazo".

"Hoy el regalo más lindo es que usted esté aquí", le dijo Dan a Lannert, quien llegó desde Londres para asistir a la ceremonia. "Además del Grammy, por su puesto", acotó.

Moreno, quien parecía estar actuando cuando recibió el premio, dijo que se sentía "muy orgullosa" porque provenía de la comunidad latina.

El Premio a la Excelencia Musical es otorgado por votación del Consejo Directivo de la Academia a artistas que a lo largo de sus carreras han realizado contribuciones creativas de importancia artística excepcional en el campo de la grabación.

El premio del Consejo Directivo es otorgado también por votación a músicos que han realizado importantes contribuciones en el campo de la grabación, excluyendo interpretaciones vocales.