Cuando comience la sesión de la legislatura de Colorado en enero próximo, habrá más latinos y afroamericanos que los que hubo en mucho tiempo, así como un número récord de legisladores gay.

Hace sólo dos años, el Rep. Terrance Carroll era el único legislador afroamericano entre los 100 legisladores de Colorado. A partir de enero habrá cinco afroamericanos en la Cámara de Representantes, un récord.

"Me sentí solo siendo el presidente y el único miembro del caucus afroamericano", dijo Carroll. "Ahora me siento entusiasmado".

En 2009, había cuatro legisladores latinos, comparado con 10 en la década de 1980.

A partir del 9 de enero, habrá 12 latinos en la legislatura. 

Y 8 de los 100 legisladores son LGBT.

Los demócratas recuperaron el control de la Cámara de Representantes y del Senado en una elección que reflejó el cambio demográfico en Colorado.

Antes, todos los legisladores afroamericanos eran de Denver. Ahora uno es de Denver, tres de Aurora y uno de Colorado Springs.

La elección también demostró el crecimiento de la presencia latina en el Condado Adams. Jessie Ulibarri se convirtió en el nuevo senador estatal del Condado Adams, al tiempo que Dominik Moreno, quien ganó el escaño de representante de Commerce City, se unirá a un grupo robusto de políticos latinos en la Cámara de Representantes.

"Este es un triunfo para toda la comunidad", dijo Moreno.

Según el consultor político Steve Welchert, desde hace años que los votantes no consideran la raza del candidato como un factor a tener en cuenta, por lo que no tienen problemas en elegir a candidatos de minorías.

"Eso hace que la política de Colorado sea interesante", indicó.

Hace cuatro años, la legislatura estaba a cargo de dos afroamericanos. Carroll era el presidente de la Cámara de Representantes y Peter Groff el presidente del Senado.

Ningún otro estado jamás había tenido a dos afroamericanos simultáneamente como líderes de la legislatura.

Welchert también recordó que cuatro de los últimos cinco alcaldes de Denver fueron de minorías.

Wellington Webb, el primer alcalde afroamericano en Denver, ayudó a reclutar a demócratas para la legislatura, donó dinero y recorrió los precintos durante los últimos meses.

Durante la campaña electoral, los republicanos dijeron que a los votantes latinos les importaba la creación de trabajos y la economía y que ese sería el mensaje para esos votantes.

"Sí creo que a los latinos les importan los trabajos y la economía", dijo Ryan Call, presidente del Partido Republicano de Colorado.

"Pero necesitamos responder a las otras preocupaciones de esta comunidad y tenemos que crear planes claros sobre temas como inmigración y, por ejemplo, aranceles universitarios reducidos para estudiantes indocumentados", agregó.

Call puntualizó que aunque los demócratas derrotaron al Rep. Robert Ramírez, republicano de Westminster, la republicana Clarice Navarro-Ratzlaff de Pueblo ganó una banca en la Cámara de Representantes.