Menos de la tercera parte de los cristianos de Estados Unidos y sólo el 2 por ciento de los residentes en este país (sin importar su afiliación religiosa) cree que el fin del mundo es inminente, revela una nueva encuesta publicada este jueves por el Instituto de Investigaciones de Religión Pública (PRRI), con sede en Washington D.C.

Según el sondeo, sólo el 2 por ciento de los encuestados cree que el fin del mundo será este año y que ese evento está conectado con las llamadas "profecías mayas". A la vez, sólo el 15 por ciento de los estadounidenses afirma que el fin del mundo ocurrirá en los próximos años y que ese evento está conectado con el Libro del Apocalipsis, el último libro de la Biblia.

Incluso entre los cristianos, sólo la minoría acepta un inminente fin del mundo. Según la encuesta, el 29 por ciento de los evangélicos que en un fin del mundo apocalíptico y cercano. Pero ese porcentaje se reduce dramáticamente entre otros grupos cristianos. Por ejemplo, sólo el 10 por ciento de los católicos, el 8 por ciento de los protestantes y el 7 por ciento de las personas sin afiliación religiosa espera el fin del mundo en los próximos años.

La encuesta también encontró que quienes menos creen en el fin del mundo son las personas con título universitario (5 por ciento). Interesantemente, entre quienes sólo tienen estudios de escuela secundaria o preparatoria, ese porcentaje sube al 22 por ciento.

Según la encuesta, la gran mayoría (89 por ciento) de los cristianos hispanos y de otras minorías cree que "Dios está en control", aunque menos de la mitad de los miembros de otras expresiones del cristianismo comparte ese punto de vista.

A la vez, un alto porcentaje (89 por ciento) de los evangélicos blancos sostiene que Estados Unidos "se está alejando de Dios", una opinión compartida por el 53 por ciento de los católicos y por 34 por ciento de los cristianos de otros grupos.

Finalmente, dos de cada tres estadounidenses, sin importar sus creencias religiosas, rechazan la idea de que Dios castiga a las naciones y afirman que el gobierno debe hacer algo para responder al cambio climático, un fenómeno que, según el 91 por ciento de los encuestados, es el resultado tanto de acción humana como de procesos naturales.

Para detalles, visitar publicreligion.org y buscar "December 2012 Survey".