Brenda Hernadez of Enfield Conn., comforts her daughter Crystal at a makeshift shrine on the Enfield Town Green, Friday evening, December 14, 2012,  after
Brenda Hernadez of Enfield Conn., comforts her daughter Crystal at a makeshift shrine on the Enfield Town Green, Friday evening, December 14, 2012, after a candlelight vigil in Enfield, Conn. (Jim Michaud)

WASHINGTON (AP) - Recordando la matanza de 20 niños y seis maestras en una escuela primaria de Connecticut, como el peor día de su presidencia, Barack Obama se comprometió el domingo a utilizar toda su influencia para que se apruebe un paquete legislativo el próximo año que tenga como fin contrarrestar la violencia armada.

En una entrevista con la cadena NBC, Obama expresó su escepticismo sobre las propuestas para que se emplacen guardias armados en las escuelas a raíz de la matanza del 14 de diciembre en la escuela primaria Sandy Hook de Newtown, Connecticut.

En las declaraciones más firmes sobre el control de armas que ha vertido hasta el momento, el mandatario se comprometió a obtener el apoyo de los estadounidenses a un programa que acote la violencia armada y dijo que sigue dando su respaldo a que se intensifiquen el control de antecedentes para la compra de armas y las trabas al uso de las armas semiautomáticas y de cargadores de gran capacidad.

"No es aceptable que digamos: 'esto es demasiado difícil, así que no vamos a intentarlo''', destacó Obama. "Lo que planeo hacer es convocar a todos los implicados. Me reuniré con los republicanos. Me reuniré con los demócratas. Hablaré con quien sea".


Advertisement

"Creo que hay una gran mayoría de propietarios de armas responsables por doquier que reconocen que no podemos tener una situación en que alguien con graves problemas psicológicos pueda obtener el tipo de armas de alto calibre que este individuo en Newtown obtuvo y acribilló a nuestros niños. Y sí, va a ser difícil", agregó el presidente.

Las declaraciones de Obama tienen lugar en momentos que la matanza en la escuela primaria ha captado toda la atención del público sobre el problema de la violencia armada.

Las autoridades dijeron que el atacante de Newtown asesinó a su madre, luego perpetró la matanza en la escuela y se suicidó.

La masacre ha provocado renovadas exhortaciones para que se intensifique el control de armas. La Asociación Nacional de Propietarios de Armas (NRA por sus siglas en inglés) se ha opuesto expresamente a esos esfuerzos, alegando que en vez de eso, las escuelas emplacen guardias armados para su protección.

"Soy escéptico a que la única respuesta sea poner más armas en las escuelas", respondió Obama. "Me parece que la gran mayoría de los estadounidenses se siente escéptico de que esa la manera de resolver nuestro problema", sentenció.

El presidente señaló que tiene la intención de consultar el asunto con el público.

Además de lograr la aprobación de leyes contra la violencia armada el próximo año, Obama también ha mencionado la inmigración como su máxima prioridad para el 2013, al igual que la reducción del déficit presupuestario.