Durante los frígidos minutos finales del pasado domingo 30 de diciembre por la tarde, aparentemente todos los que permanecían en el estadio Sports Authority Field at Mile High se sentían cómodos porque, a pesar del frío, pudieron ver a los Broncos entrar con autoridad en la liguilla final como los número 1 de la AFC.

"Muchachos, ¿qué puede ser mejor que esto?", dijo Bill Kunzman, desde su asiento en la fila 1, entre la banca de los Broncos y el túnel a los vestuarios.

Kunzman y su hermano, Mike, tenían los rostros pintados de azul y naranja y estaban vestidos de vaqueros, una combinación inspirada por el hecho de que los Broncos son el equipo que rige la NFL en la zona de las Montañas Rocosas.

"Es algo que inventamos durante muchos años", dijo Mike hablando de su vestimenta. "Las viejas películas de vaqueros de Clint Eastwood, los payasos en los rodeos, los nativos americanos ..."

"Y los pistoleros del oeste", añadió Bill, en referencia al mariscal de los Broncos, Peyton Manning.

"Se nos ve bien. Peyton juega con mucha gracia", dijo Mike, cuando terminaba el partido y los Broncos obtenían su décimo primera victoria seguida. "¡No paramos hasta el Súper Tazón!"

Los hermanos dijeron que volverán al estadio para el juego divisional el sábado 12 de enero a las 2:30 p.m. y que esperan regresar el 20 de enero para el juego por el campeonato de la AFC. Y, obviamente, les gustaría realizar el viaje a Nueva Orleans para el Súper Tazón, el próximo 3 de febrero.

John y Lori Hemstock van a pasar el fin de semana del Súper Tazón en Las Vegas, pero dijeron que mirarán el juego de los Broncos si Denver llega a esa instancia. La pareja vive en Thornton y proviene de Rock Springs, Wyoming. Si es necesario, dijeron, celebrarán su décimo aniversario en Nueva Orleans.

"¡Claro que sí!", gritó Lori, sentada en un bar en el estadio.

"Creo que llegaremos (al Súper Tazón) porque jugamos todos los partidos de local", dijo John.

"¡No podemos perder!", añadió su esposa.

Lisa Anderson y David English son residentes de Denver que llevaban puestos sombreros de los Broncos con la vieja "D" y estaban sentados cerca de los palcos del tercer nivel. Anderson y English son simpatizantes de los Broncos desde que el equipo usaba los viejos uniformes en la década de 1990. A Anderson le gusta el excorredor de los Broncos, Terrell Davis, graduado de la Universidad de Georgia, quien ayudó a los Broncos a ganar los Súper Tazones en 1997 y 1998, e indirectamente la guió a ella a Denver.

"Fui a la Universidad de Georgia y estaba viviendo en San Francisco en ese momento y decidí venir a Denver porque me gustaban los Broncos", dijo Anderson. "El equipo actual es mejor (que el de 1997 y 1998). Peyton nos hace mejores".

Brad Young de Holyoke estaba parado frente a la primera fila en los minutos finales del juego. Su familia tiene cuatro boletos para toda la temporada desde 1963.

"Increíble. Muy bueno lo que pasó hoy", dijo en referencia a la derrota de Texas y a la victoria de los Broncos. "Estamos de racha. Creo que llegaremos al Súper Tazón".