Denver Nuggets forward Corey Brewer (13) shoots against the Los Angeles Clippers during the fourth quarter of an NBA basketball game, Tuesday, Jan. 1,
Denver Nuggets forward Corey Brewer (13) shoots against the Los Angeles Clippers during the fourth quarter of an NBA basketball game, Tuesday, Jan. 1, 2013, in Denver. The Nuggets won 92-78 to break the Clippers 17-game winning streak. (AP Photo/Jack Dempsey) (Jack Dempsey)

DENVER, Colorado - Durante una racha invicta de los Clippers por cinco semanas, Denver fue simplemente otro equipo al que vencieron a lo largo del camino, pero en su segundo enfrentamiento los Nuggets fueron los que finalmente detuvieron a Los Angeles.

El italiano Danilo Gallinari anotó 17 puntos para encabezar a seis jugadores de los Nuggets con cifras de dos dígitos y Denver rompió la racha récord de 17 triunfos de los Clippers al vencerlos el martes 92-78.

La seguidilla de los Clippers era la más larga en la NBA desde que los Celtics de Boston acumularon 19 victorias consecutivas del 15 de noviembre al 23 de diciembre de 2008.

"Todos estuvimos un paso más lentos hoy", dijo Blake Griffin, que metió 12 puntos para los Clippers. "Tenemos que ser mejores que eso. No nos vamos a sentar a llorar en el avión y a deprimirnos. No vamos a provocar que perdamos la confianza en nosotros mismos, a pesar de lo que la gente quiera que hagamos. Eso es lo mejor de la NBA, que uno tiene un juego más".

Griffin hizo cuatro canastas en 11 intentos, la primera vez en 18 partidos que registra una efectividad menor al 50% en sus tiros.

Andre Iguodala dijo que la victoria frente al equipo sensación de la NBA podría ayudarle a Denver a forjar la "confianza en nosotros mismos, nuestro pavoneo".


Advertisement

"Los Clippers han estado jugando con eso durante los últimos 18 juegos. Eso se traduce en que ganan. Cada noche tienen la mentalidad de que van a salir a ganar. Tenemos que forjar lo mismo y tratar de hilar el mismo tipo de racha triunfadora", agregó.

Fue la primera derrota de los Clippers desde que sucumbieron 105-98 ante Nueva Orleáns el 26 de noviembre. También puso fin a una racha de siete triunfos de Los Angeles como visitante, un récord de la franquicia.

Kenneth Faried agregó 14 puntos y 11 rebotes para los Nuggets, que consiguieron su octavo triunfo al hilo como locales.

Los Clippers estuvieron faltos de puntería en los triples (acertaron cinco de 29 intentos, el 17,2 y en tiros libres (13 de 29, el 44,8%).

Eric Bledsoe también tuvo 12 puntos, DeAndre Jordan hizo 11 y Chris Paul 10 para Los Angeles.

"Tal vez en dos o tres de los triples que fallamos ellos tenían una mano en nuestra cara (a la hora de defender)", dijo Paul. "Pero metimos todos los tiros que quisimos. Va a haber noches como esta. Simplemente llevábamos un rato en que no había pasado (una derrota)".

Andre Miller, que entró como titular en lugar del base Ty Lawson, consiguió 12 puntos y 12 asistencias para los Nuggets.

El equipo dijo que Lawson está afectado desde hace una semana por tirantez en el tendón de Aquiles izquierdo, lo cual lo obligó a perderse un encuentro por primera vez en la temporada.

"No ganamos este partido sin Andre", dijo George Karl, entrenador de los Nuggets. "Nos dio canastas fáciles, involucró a muchos señores, le dio mucha confianza a nuestro equipo".

Tras la canasta de tres puntos de Bledsoe que acercó a los Clippers a 65-58 cuando quedaban 1:54 en el tercer cuarto, los Nuggets anotaron ocho de los nueve puntos siguientes, que incluyeron el primer triple de JaVale Mcgee en la campaña al sonar el timbrazo final para adquirir una ventaja 75-59 antes de que comenzara el último cuarto.

En cambio, el año nuevo comenzó con una escena persistentemente familiar para los Hornets de Nueva Orleáns.

Josh Smith anotó 10 de sus 23 puntos en el tercer cuarto y el dominicano Al Horford sumó 20 unidades para guiar a los Hawks de Atlanta a la victoria por 95-86 sobre los Hornets.

Nueva Orleáns fue superado en puntos 28-14 en el periodo decisivo, luego de derrochar una ventaja de 50-44 en el descanso y caer en un déficit de 72-64. Los Hornets encestaron seis de 16 intentos en el cuarto, perdieron cuatro balones y fueron rebasados en puntos 6-0 en los últimos 2:22.

El 22 de diciembre, Indiana contuvo a los Hornets a siete tantos en el tercer cuarto para terminar venciéndolos 81-75.

"Simplemente no dimos mucha pelea", expuso el entrenador de los Hornets, Monty Williams. "Simplemente no concretamos y no jugamos con mucha fuerza esta noche. Sus grandotes hicieron un muy buen trabajo para dominar el partido".

La unidad ofensiva de los Hawks -Smith, Horford y Zaza Pachulia- se combinó para sumar 55 puntos, 26 rebotes, 10 asistencias, tres robos y cinco tiros tapados.

Horford acertó 10 de 17 tiros de campo en 41:07 minutos; registró tres rebotes, tres asistencias y una falta personal.

Kyle Korver agregó 14 y Pachulia 12 por los Hawks, quienes estropearon el regreso a casa del base Eric Gordon de los Hornets.

Gordon, en su primer juego en casa esta temporada, anotó 11 puntos con cinco canastas en 17 intentos. Debutó en la campaña en una victoria sobre Charlotte el sábado después de pasar la mayor parte del tiempo recuperándose de una lesión de rodilla.

Ryan Anderson encestó 23 unidades, el venezolano Greivis Vásquez agregó 17 y Robin López aportó 10 por Nueva Orleáns, que habían ganado dos de sus últimos tres.

Vásquez, designado el lunes como el Jugador de la Semana en la NBA, consiguió su octavo doble-doble de la temporada, con 10 asistencias. Anotó siete de 15 tiros de campo y dos de cuatro tiros libres en 38:37 minutos. Tuvo además nueve rebotes y una falta.

"Tuvimos un bajón en los dos primeros cuartos", observó Smith. "Quise jugar con energía y esfuerzo, de modo que me dio gusto cuando acerté algunos tiros en el tercer cuarto y estuve muy eficiente".

Gordon, con 23 minutos en la cancha, metió dos de 10 canastas en la segunda mitad.

En otros encuentros de la jornada, los Mavericks de Dallas vencieron 103-94 a los Wizards de Washington; los Trail Blazers de Portland 105-100 a los Knicks de Nueva York; los Pistons de Detroit 103-97 a los Kings de Sacramento, y los 76ers de Filadelfia 103-99 a los Lakers de Los Angeles.