LA HABANA - Sorpresa y desconcierto sembró entre los luchadores de varios países la noticia de la eliminación de la lucha del programa de los Juegos Olímpicos de 2020.

"Esto fue un shock", exclamó el estadounidense Frank Perrelli, especialista de lucha libre en la división de los 55 kilos.

"Nosotros nos enteramos por Twitter, fue una sorpresa enorme para cada uno", agregó.

Perrelli es uno de los seis luchadores de Estados Unidos que participaron en un torneo internacional en esta capital, junto a representantes de Cuba, Argentina, Brasil, Canadá, Ecuador, Francia, Panamá, Perú, Polonia y Venezuela.

El comité ejecutivo del COI decidió eliminar a la lucha del programa de los Juegos Olímpicos del 2020.

"Es una locura pensar en todas las horas que le dedicamos a este deporte para lograr el sueño de ser campeón olímpico, todo eso se irá a la basura sólo por el voto de un puñado de personas que probablemente nunca practicaron la lucha ni tienen idea de lo que es", agregó Perrelli.

Para el cubano Alejandro Valdés, "es un golpe muy duro".

"Todo atleta sueña con los Juegos Olímpicos, es lo más grande, además nuestro deporte es pionero en el programa olímpico, sería una injusticia excluirlo", comentó el especialista de lucha libre de los 60 kilos.

Valdés, de 24 años, y Perelli, de 23, no estuvieron en los pasados Juegos Olímpicos de Londres y entrenan pensando en la próxima cita en Río de Janeiro.

"Mi meta es ganar el título de 2016, pero ¿y después? Quisiera continuar, tengo la esperanza de que nuestro deporte recibirá un buen apoyo y se quedará en el programa", señaló.

La lucha grecorromana se incluyó en los primeros Juegos de Atenas en 1896, en tanto la lucha libre se incorporó en 1904 y cien años después, en Atenas, le tocó a las damas.

La decisión de excluir la disciplina debe ser confirmada en septiembre por la asamblea general del COI.

La lucha todavía puede permanecer en la lista para 2020 si convence al COI para que revoque la decisión de su junta.

Otros deportes que buscan un cupo en el programa de 2020 son el béisbol y softbol, karate, squash, patines, alpinismo deportivo, wakeboarding y el arte marcial de wushu.

"Es increíble", expresó Jim Humphrey, uno de los entrenadores de Estados Unidos.
"No puedo creer que eso va a pasar".

"Creo que la FILA (Federación Internacional de Lucha) es la culpable. Pienso que no hicieron bien su trabajo, sobre todo si no vieron venir esta decisión".

La argentina Patricia Bermúdez afirmó sentirse "muy mal" desde que se enteró de la noticia.

"Es algo que duele mucho, yo estuve en Londres, terminé en el lugar 16, y desde entonces entreno para mejorar el resultado, los Olímpicos es lo máximo".

"Creo que la reacción que va a haber en el mundo va a sorprender al COI. No creo que sepa en lo que se metió contemplando esta decisión" señaló Humprey.

La federación cubana de la disciplina le envió una carta a Raphael Martinetti, presidente de la federación internacional, para que "efectúe una solicitud directa al

Comité Ejecutivo del COI para que reconsidere la decisión tomada".

Mientras tanto, la federación estadounidense formalizó planes para disputar la decisión del COI y designó al excampeón mundial Bill Scherr para liderar la lucha para preservar la disciplina en la agenda olímpica en el 2020.