NUEVA YORK (AP) — McDonald's supervisará más de cerca a sus proveedores en China después de que un escándalo de seguridad alimenticia afectara las ventas y reputación de la cadena de restaurantes de hamburguesas, informó la empresa el martes.

La empresa planea hacer más auditorías y supervisar por video a sus proveedores, así como enviar más empleados a las plantas productoras de carne para asegurar que la comida se prepara higiénicamente. También nombró a un nuevo responsable de seguridad alimentaria e instaló una línea telefónica de emergencia donde los empleados pueden reportar prácticas deficientes, informó McDonald's en un comunicado.

Los cambios ocurrieron después de que en julio se difundiera que empleados de Shanghai Husi Food Co., un proveedor de McDonald's, reempacaban carne caducada. McDonald's dejó de usar productos de la planta de Shanghai y muchos restaurantes no pudieron ofrecer algunos productos como las hamburguesas Big Macs y los McNuggets de pollo.

McDonald's, con sede en Oak Brook, Illinois, reportó una caída de 7,3% en las ventas de julio en sus restaurantes en Asia, Oriente Medio y ?frica.

Otras compañías de comida rápida se han visto afectadas por la preocupación por la calidad de los alimentos en China. Husi, que pertenece a Aurora, una filial de la empresa estadounidense OSI Group, también fue acusada de vender carne caducada a KFC.


Advertisement

KFC dejó también de vender carne de la planta. Después de que se difundiera la noticia, OSI llevó a cabo una investigación y dijo que la planta no cumplía con sus estándares y que crearía un centro de control de calidad en Shanghai.

OSI no respondió el martes a las solicitudes para opinar al respecto.