Related Stories

Como ya lo saben, el Consulado realiza múltiples funciones, y entre ellas destaca la protección consular, la cual tiene como objetivo el ver que se respeten y se cumplan los derechos de todos los mexicanos que se encuentran viviendo fuera de México, sin importar la situación por la que estén en el extranjero.

La principal función de protección es la orientación legal en el ámbito civil, penal, migratorio y laboral.

Si son detenidos, mantengan sus manos en el volante y esperen a que el oficial se acerque, identifíquense y digan donde viven. Las autoridades no les deben de preguntar cuál es su estatus migratorio, y ustedes tienen derecho a guardar silencio.

Si son arrestados, no se resistan al arresto. Esto puede empeorar la situación. Las autoridades tienen la obligación de preguntarles si quieren asistencia de su consulado. Nosotros les recomendamos que pidan apoyo, para que podamos proteger sus derechos. Por ningún motivo respondan preguntas o firmen documentos sin la asesoría previa de un abogado o un representante del consulado.

Nosotros  les podemos  aconsejar para que puedan afrontar su problema legal de la mejor manera, pero en caso de haber violado la ley de este país, tendrán que asumir las consecuencias. Lo que el consulado hace es vigilar que sus derechos no sean violados, para que tengan un proceso legal justo.

También, contamos con abogados consultores que pueden evaluar su caso sin costo, con el fin de brindarle una opción para el tipo de caso que enfrenta. De esta manera pueden evitar abusos de personas que les prometen una solución a sus problemas pero solo les hacen perder su dinero. Después de la asesoría gratuita de una hora, ustedes pueden contratarlo o buscar otro abogado.

Es importante hacer una diferencia entre un delito y una falta administrativa, por ejemplo, una falta sería manejar arriba del límite de velocidad y un delito es algo mucho más grave, como robar o violencia doméstica.

Nuestra recomendación es que conozcan y cumplan las leyes para evitar problemas con las autoridades. No les demos ninguna razón para que nos detengan y así evitar arriesgarnos a una deportación.

Información
Para mayor información o asistencia, pueden llamar al 303.331.1110 a las extensiones 122, 123, 124 o 106. Si su vida, libertad o patrimonio corre peligro, llame al 303.667.8657, sólo emergencias.