Fernando Sergio.
Fernando Sergio.

Las imágenes de televisión no mienten, hace poco 26 cadáveres fueron descubiertos en las calles de la segunda ciudad más importante de México, Guadalajara. Esto aunado a las decapitaciones y los asesinatos en masa pintan un panorama desolador en el país vecino.

En los últimos cinco años más de 40,000 personas han muerto debido a la guerra que el presidente Felipe Calderón le declaro al crimen organizado. Casi 80,000 soldados fueron movilizados en varias regiones de esa nación, sin embargo la actividad criminal no ha mitigado. De acuerdo a expertos esto ya no se circunscribe al narcotráfico, es una lucha por controlar a la sociedad Mexicana.

Y no es para menos considerando el dinero que gira alrededor de este negocio. Se calcula que el narcotráfico genera 30 mil millones de dólares en México, además de otras actividades delictivas de los carteles, como los raptos y los chantajes que generalmente son perpetrados por su brazo armado, los ya famosos "Zetas."

Felipe Calderón ha buscado la manera de responder a la crítica. Para el mandatario mexicano el problema es complicado y requiere de mucha valentía y paciencia. Calderón también ha lanzado críticas a los Estados Unidos por su aparente pasividad a pesar de la implementación del "Plan Mérida" que supone ayudar a México en esta guerra. Para sus rivales políticos estos son argumentos falaces que buscan justificar el fracaso de la movilización militar.

Calderón tiene mucha razón. Estados Unidos todavía no asume la responsabilidad que conlleva en este problema. Las armas que dan lugar a las terribles atrocidades y el mercado de la droga provienen de este país. Además ahora se sabe que a través de la operación "Rápido y Furioso" los Estados Unidos permitieron el ingreso de cientos de fusiles automáticos a México.

La solución está en el establecimiento de una alianza estratégica que promueva estrategias a corto mediano y largo plazo. Así se podría mitigar la violencia, establecer programas de desarrollo en aquellas regiones pobres que sufren de la violencia criminal e implementar reformas al sistema judicial y policiaco mexicano.

Esto requiere de un compromiso firme entre ambos países, de mirar hacia el futuro a pesar de un complicado pasado que da lugar a una justificada desconfianza. De ampliar los horizontes en el entendimiento de que Estados Unidos necesita de un México prospero y seguro para mantener su hegemonía mundial ante el acecho de la China.

El General Barry McCaffrey, ex zar de la lucha contra las drogas, advirtió recientemente acerca de la pasividad estadounidense comparando los 10 mil millones de dólares que se gasta en Afganistán cada mes con los modestos 400 millones anuales que garantiza el "Plan Mérida." Este es un tema de seguridad nacional que requiere de una solución bilateral, de una alianza estratégica.

- Fernando Sergio es el Director de Notícias de la Radio KBNO y también produce y dirige el programa radial "La Voz del Pueblo," de lunes a viernes de 12 a 3 p.m.