Fernando Sergio
Fernando Sergio

Para algunos es un problema pasajero, para otros representa uno de los temas fundamentales del siglo 21, se trata de la educación. Es más, sin un futuro promisorio en este ámbito, los Estados Unidos están condenados a terminar rezagados ante la China y tal vez la India y el propio Brasil. Por lo menos así lo anticipan muchos expertos nacionales quienes estiman que el poderío económico y militar de este siglo será definido en este marco.

Aquí en Colorado un estudio acaba de revelar lo que se temía, que el nivel educativo de las futuras generaciones es muy bajo. La obra fue elaborada por la organización Colorado Children's Campaign y se titula, "Invirtiendo en un futuro brillante para todos los niños en Colorado."

Las cifras que revela el estudio son escalofriantes, particularmente cuando se enfoca en aquellos niños quienes provienen de familias inmigrantes. Los datos no son destilados a través de embudos políticos o partidistas, ni tampoco sirven el propósito de promover agendas de derecha o izquierda. Están bien sustentados y anticipan un futuro gris para nuestro estado y el país en general debido a serias deficiencias en esta área.

Uno de los más importantes datos que salta a la palestra es la transformación demográfica que poco a poco se va plasmando en Colorado y el país. La población hispana de padres inmigrantes va en franco crecimiento, mientras que los anglosajones o blancos van disminuyendo.
Ósea que por lógica, el futuro de esta gran nación está en manos de los hispanos.

Este no es un tema para los republicanos o los demócratas, es algo que nos concierne a todos los ciudadanos. El reporte de Colorado Children's Campaign saca a relucir la enorme importancia de la educación en la primera infancia. La mayoría de los expertos considera que la edad crítica para los niños en materia de aprendizaje está entre el 1er y 5to año. Así, cuando sean jóvenes, estarán lo suficientemente capacitados para tener la habilidad de elegir un futuro académico viable y benéfico.

Si bien el panorama se pinta sombrío, todavía se puede implementar un cambio. El gobierno Federal, los gobiernos estatales, las organizaciones comunitarias y los padres de familia tienen que enfrentar esta realidad con la valentía que se requiere. Aquí no se trata de dinero, religión raza o filosofía de vida, estamos literalmente hablando del futuro del país más poderoso del mundo.

Necesitamos ser pragmáticos a la hora de decidir buscando el bien común. Esa es la conclusión más lógica que se deriva de este estudio cuyos datos y cifras deprimen, pero también provocan a la reflexión.
Mi buen amigo Don Rómulo y yo comentábamos acerca del futuro de nuestra nación enmarcándolo en esta obra.
Sin el afán de ser melodramáticos o negativos, ambos llegamos a una triste conclusión: ¡Dios nos libre si nuestra sociedad no despierta!

- Fernando Sergio es el Director de Noticias de Radio KBNO y también produce y dirige el programa radial "La Voz del Pueblo," de lunes a viernes de 12 a 3 p.m.