Al final del 2011 al ver que las ultimas tropas estadounidenses regresaron a casa, celebramos el fin de la Guerra en Irak. En este momento, es importante reconocer los sacrificios de los hombres y mujeres de nuestras fuerzas armadas. También es importante reconocer el compromiso de un grupo de héroes estadounidenses que casi nunca son reconocidos por su valor: los inmigrantes que forman parte de nuestras fuerzas armadas. Más de 60.000 inmigrantes sirven en nuestras fuerzas armadas. los no nacieron en este país, pero se ofrecieron como voluntarios para luchar y hasta morir por nuestro país.

Marine Lance Cpl. Jose Gutierrez fue el primer soldado en fallecer en Irak, portó la bandera estadounidenses en su uniforme, pero no era ciudadano. Los inmigrantes juegan un papel importante en defender nuestros intereses aquí y en el extranjero. Ayudan a que el ejército cumpla con sus metas de reclutamiento, y sirven en todo tipo de puestos: desde la infantería hasta traductores y expertos culturales.

Sin embargo, no todos reconocen nuestra contribución a la seguridad nacional y a nuestra sociedad. Por ejemplo, si los Republicanos eligen a Mitt Romney como su candidato a la presidencia, su postura acerca de la inmigración sería la más extrema de cualquier candidato presidencial de nuestra época.


Advertisement

La retórica inflamatoria de Romney es muy similar a la del infame residente de Colorado Tom Tancredo.

De hecho, Mitt Romney advirtió que nuestro país es un "imán de trabajos" para aquellos que llama "ilegales" - estos comentarios inflamatorios provienen directamente del vocabulario de Tancredo.

Pero Mitt Romney no se limita a usar retórica inflamatoria, también propone políticas extremas: quiere expulsar a todos los inmigrantes indocumentados de los Estados Unidos - incluso si sirvieron en las fuerzas armadas y protegieron a nuestro país.

Desde el 2001, miles de inmigrantes que lucharon por nuestro país se han hecho ciudadanos - algunos de ellos tras su muerte - porque valoramos su compromiso a la libertad y a proteger nuestro gran país. Y, si Mitt Romney prefiere expulsar a estos soldados valientes - si cree que sacrificar tu vida para luchar por el bien de nuestro país no te hace un estadounidense - entonces no creo que sepa lo que nos hace estadounidenses.