Former Massachusetts Gov. Mitt Romney reaches for his wife Ann as his sons, Josh, Ben, Craig, Tagg and Matt (L-R) look on during the Romney for President
Former Massachusetts Gov. Mitt Romney reaches for his wife Ann as his sons, Josh, Ben, Craig, Tagg and Matt (L-R) look on during the Romney for President New Hampshire primary night rally at Southern New Hampshire University in Manchester, N.H., Tuesday, Jan. 10, 2012. (Charles Dharapak/AP)

Este año, 500,000 latinos cumplirán 18 años, haciéndolos elegibles para votar. Y cuando ellos voten por primera vez en noviembre, estarán conscientes de la difícil economía que ellos y sus familias enfrentan. Los latinos forman parte de la minoría que más rápido crece en los Estados Unidos, sin embargo, nuestra economía les ofrece menos oportunidades que al estadounidense promedio.

Mientras que la nación enfrenta una tasa de desempleo del 8.5%, la comunidad latina sufre una tasa inaceptable del 11%. En los últimos tres años, la economía ha sido difícil para todos nosotros, pero ha sido especialmente dura para los latinos.

En este contexto el Comité Nacional Republicano anunció esta semana un aumento en sus actividades hacia la comunidad latina. En este año electoral, es más importante que nunca que los votantes latinos sepan que los republicanos están dedicados a la promoción de las políticas económicas que aseguran oportunidades para todos y que puedan los puestos de trabajo que necesitan.

Además de aumentar nuestros esfuerzos en la identificación y registro de nuevos votantes, hemos contratado más personal y puesto en marcha nuevas iniciativas de comunicación -por numerosos medios digitales y redes social. Queremos asegurar que nuestro mensaje de crecimiento económico llegue a la comunidad latina que ha sido más afectada por las políticas de la actual administración.


Advertisement

Para muchos, las políticas fracasadas de Obama han significado una obstrucción en su esfuerzo de lograr el sueño americano. Antes de la recesión, el crecimiento de las pequeñas empresas latinas doblaba el promedio nacional, según la Oficina del Censo de Estados Unidos. En todo el país, los trabajadores y empresarios latinos están ayudando a impulsar la economía estadounidense gracias a su dedicación al trabajo. Trabajaron mucho para convertirse en empresarios porque las libertades de nuestro país los animaron a soñar. Ahora estas libertades se escapan de sus manos gracias a los burócratas de Washington.

Los republicanos están trabajando para cambiar eso. Y cada vez más, los republicanos a la vanguardia de esta lucha son líderes latinos. En las elecciones de 2010, cada nuevo miembro latino de la Cámara de Representantes fue un republicano. Marco Rubio, un republicano de Florida, fue el único senador latino elegido. Susana Martínez de Nuevo México hizo historia como la primera gobernadora latina de los Estados Unidos, mientras que otro latino republicano, Brian Sandoval, es el gobernador de Nevada.

No es sorprendente que los líderes latinos estén haciendo una marca cada vez mayor en la política republicana. El espíritu latino es emprendedor, es optimista cuando se ve de frente a la adversidad, la independencia y el compromiso con la familia. Estos valores que los latinos han fomentado durante generaciones, son compartidos por todos los republicanos. Las políticas económicas que se basan en ellas -las políticas de gobierno limitado y el apoyo a las pequeñas empresas familiares- son especialmente importantes para los dueños de negocios latinos del país.

Sin embargo, los republicanos deben mejorar la comunicación de los valores y principios que compartimos. Claramente, nuestras prioridades están alineadas; desde una educación de calidad a mejores oportunidades económicas, las prioridades latinas son prioridades republicanas. Es cierto que la conversación sobre la inmigración es un área donde el debate nacional frecuentemente genera más calor que soluciones. Sin duda, es una conversación que se debe tener, pero muy a menudo dejan sin mencionar que damos la bienvenida a la diversidad, unidad, patriotismo y dedicación que los inmigrantes traen a nuestro país. Después de todo este país es una nación de inmigrantes.

Los inmigrantes de todas nacionalidades, y sus hijos y nietos, crean el variado mosaico en que América basa su alma y su fuerza. Vinieron aquí con muchas arriesgas personales en la búsqueda del sueño americano. Trajeron con ellos los recuerdos y las tradiciones que enriquecen la cultura americana.

En Washington y en las capitales de todos los estados del país, los republicanos luchan por ser los defensores de las políticas económicas que ofrecen una dirección más prospera para nuestro país. Y esta semana, en el Comité Nacional Republicano renovamos nuestro compromiso de ser una voz para promover los intereses de la comunidad latina. Personalmente, quiero que cada votante hispano en Estados Unidos sepa que los republicanos están trabajando para elegir a líderes que garanticen que puedan encontrar trabajo, que sus negocios puedan prosperar, y que los valores de sus comunidades sigan siendo una prioridad estadounidense.

Estamos unidos en nuestro amor a este país y en la búsqueda del sueño americano. Trabajando juntos, podemos crear una economía que funcione para todos.