Kenneth Vélez practica tenis en la escuela Ricardo Flores Magón Academy en Westminster.
Kenneth Vélez practica tenis en la escuela Ricardo Flores Magón Academy en Westminster. (Manuel Martinez)

Leonardo Carrillo, 9, junto con Kenneth Vélez y José Rodríguez, ambos de 10 años, estudiantes de la Academia Ricardo Flores Magón Academy en Westminster, ganaron el 14 de agosto el Torneo Estatal de Tenis Juvenil de Colorado, que se realizó en el Colorado Athletic Club.

El torneo, una de las competencias deportivas más difíciles en el estado, atrajo a cientos de escuelas y a más de mil participantes, dijo el director de la Academia Magón, Marcos Martínez. La competencia fue coordinada por la United States Tennis Association. Para calificar para el torneo, los jóvenes debieron ganar su liga de USTA y jugar contra equipos de clubes privados.

No solamente lo hicieron, sino que también se clasificaron invictos.

Los jóvenes jugadores ganaron sus ocho partidos de clasificación y los cuatro encuentros del torneo, dijo Martínez, derrotando incluso al equipo del prestigioso Denver Country Club.

Kenneth dijo que sus padres se sintieron orgullosos de que no solamente llegaron a la final, sino que ganaron invictos el torneo.

"Me dijeron que si sigo jugando así, algún día podré llegar a ser un campeón de tenis", comentó Kenneth. Y dijo que esa idea le gustaba.

Un 80 por ciento de los estudiantes de kindergarten a grado 6 en la Academia Magón hablan inglés como segundo idioma y el 90 por ciento califican para almuerzos gratis o a precios reducidos, dijo el director Martínez.

Leonardo, Kenneth y José son, como sus compañeros, inmigrantes o hijos de inmigrantes mexicanos.

"Hace cuatro años, estos estudiantes no sabían lo que era el tenis", indicó Martínez.

Tenis y ajedrez son parte del currículo de la Academia Magón debido a que se ha comprobado que esos deportes ayudan a mejorar el rendimiento académico, dijo Martínez, que fundó la escuela en el 2007.

Parece que ese enfoque le está dando buenos resultados. La academia es parte del Charter School Institute District y recibe fondos estatales. Los resultados de sus exámenes académicos estandarizados la ubicaron dentro del 8 por ciento de las mejores escuelas de Colorado durante el ciclo lectivo 2009-2010.

Además de los tres tenistas menores de 10 años, la Academia Magón tiene un equipo competitivo de tenis recreativo de niñas menores de 12 años y un equipo mixto de la misma edad y categoría. Cada estudiante de la escuela le dedica 100 horas al año escolar al deporte, dijo Martínez.

Según el director, la Academia Magón es la única escuela pública de Colorado que incluye tenis como parte del currículo para estudiantes de jardín de infantes a sexto grado. Por eso no pudieron competir contra otras escuelas primarias.

Debido a que se considera habitualmente al tenis como un deporte para gente adinerada, como los miembros de un club exclusivo, la victoria de los tres muchachos en el reciente torneo tiene un sabor especial, dijo Martínez.

"Algunos jugaron con raquetas prestadas o usadas. Pero nuestros muchachos juegan con ganas", enfatizó.

Nick Ávila, el entrenador del equipo, dijo que el tenis fue una experiencia de aprendizaje que también incluyó a las familias de los jugadores.

Tras graduarse como abogado, Ávila comenzó a enseñar tenis como un empleo temporal. Pero luego comprendió que no lo dejaría, por las satisfacciones que genera. Como entrenador, dijo Ávila, la clave del éxito de sus estudiantes es no ser un entrenador exigente al extremo.

"Los dejo jugar. Eso los motiva y de eso se trata", comentó.

José dijo que se esforzó al saber que Ávila respaldaba al equipo. "Nos tuvo fe", indicó.