Pat Bowlen, Peyton Manning and John Elway pose for a photo during the Denver Broncos press conference announcing the signing of Manning on March 20, 2012
Pat Bowlen, Peyton Manning and John Elway pose for a photo during the Denver Broncos press conference announcing the signing of Manning on March 20, 2012 at Dove Valley. (Joe Amon/The Denver Post)

DENVER - Peyton Manning recibió el sello de aprobación de John Elway y éste al quarterback que piensa que llevará a los Broncos de Denver a la tierra prometida.

Ahora resta por ver si el cuello de Manning que fue operado en varias ocasiones secundará el plan.

Manning fue presentado el martes como el nuevo quarterback de los Broncos, una posición que alguna vez jugó Elway, el ahora vicepresidente del equipo que encabezó la negociación para contratar al cotizado agente libre.

Después de posar con su nueva camiseta anaranjada con el número 18 al lado de Elway y del propietario del equipo Pat Bowlen, Manning respondió muchas de las preguntas que circulan desde el 7 de marzo, cuando su equipo anterior, los Colts de Indianápolis, lo dio de baja para poner en marcha una de las más frenéticas persecuciones de un agente libre en la historia de la NFL.

Sobre la lesión de cuello que lo mantuvo fuera del terreno de juego durante el 2011, Manning afirmó: "No estoy como quiero estar. Quiero estar como estaba antes de lesionarme. Hay mucho trabajo por hacer para llegar adonde queremos desde el punto de vista de la salud".

Sobre el potencial de que se convierta en el hombre que podría poner fin a la popular estancia de Tim Tebow en Denver: "Sé la clase de jugador que es Tim Tebow, el tipo de persona que es, el año impresionante que tuvo. Si Tim Tebow está aquí, yo voy a ser el mejor compañero de equipo. Si se le presentan otras oportunidades, le voy a desear lo mejor".

Sobre el papel de Elway para que se decidiera por escoger a Denver sobre otros candidatos como los Titans y 49ers: "Yo lo veo como el líder de una franquicia. Realmente me agradó lo que dijo. Todo el mundo conoce el tipo de competidor que fue como jugador. Puedo decir que es igualmente competitivo en este nuevo papel. Eso me emocionó".

Y de esa manera, se concretó la contratación. Manning obtuvo un contrato de cinco años por 96 millones de dólares y planea retirarse en Denver. Los Broncos, mientras tanto, tiene cierta protección en la forma en que fue redactado el contrato. No hay bono por firmar. Manning recibiría 18 millones de dólares garantizados por la próxima temporada, pero debe aprobar un examen físico antes de cada campaña, a partir de 2013, para recibir su salario.

"No lo considero muy riesgoso, conociendo a Peyton Manning", dijo Elway. "Le pregunté, '¿existe alguna duda en tu mente de que puedes regresar al Peyton Manning que conocemos?', y respondió, 'no hay duda en mi mente'''.

Fue hace 14 años que Bowlen se paró en el podio en San Diego, levantó el primer trofeo de Súper Bowl de la franquicia y proclamó: "Este es por John".

Pero el franquicia no se ha acercado al nivel que tuvo con Elway, con el que ganó dos títulos consecutivos del Súper Bowl a fines de los 90.

Su regreso a la administración el año pasado inició una actividad ciclónica que llevó a los Broncos a la postemporada. Pero la meta de Elway es ganar Súper Bowls y está apostándole a Manning, el ganador de cuatro premios al jugador más valioso, campeón de un Súper Bowl y con más de 50.000 yardas en pases.

Elway nunca creyó en el potencial de Tebow para llevar a los Broncos a un nivel de elite.

"Tim Tebow es un gran chico. Si quisiera a alguien para que se case con mi hija, sería él", comentó Elway. "Tim es un gran jugador de fútbol americano, pero con la oportunidad que se presentó aquí, nosotros teníamos que aprovecharla".

Agregó que aún no se ha tomado una decisión sobre el futuro de Tebow, pero pareció que estaba preparando a los aficionados del quarterback para que le digan adiós.

"Esa es la parte difícil de este negocio", dijo Elway.

Manning, quien cumple 36 años de edad el sábado, dijo que se identificó rápidamente con Elway, quien ganó sus dos Súper Bowls en Denver después de su 37mo cumpleaños. Desde el retiro del número 7, ha venido a Denver una larga lista de quarterbacks tratando en vano de reemplazar lo irremplazable. Manning parece ser el único que podría salir de esa sombra.